COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La historia de cómo se forman los equipos de futbol difiere de país en país y del momento histórico en el que se generen. Fiel reflejo de ello es la creación de un equipo inglés producto netamente de las redes sociales.

Spencer Owen, un youtuber cuyos videos superaron las 750 millones de vistas y muy fanático del fútbol, en 2016 tuvo una idea y la concretó, armar un equipo de fútbol real y utilizar su canal para comunicar sus partidos.

Formado mayormente por amigos y personas cercanas a su creador, el equipo pasó de jugar en una sunday league (una competición muy de aficionados que como su nombre lo indica, juegan los domingos), a la non-league inglesa, parte de la estructura de competiciones inglesas, que te permiten ascender a divisiones profesionales y participar, por ejemplo, de la FA Cup. Además el suceso del equipo lo llevo a jugar torneos de exhibición el mismísimo Wembley y despertó el interés de la desarrolladora Top Eleven, responsable del videojuego Football Manager.

La idea original parece calcada de los eSports, donde los equipos colaborativos se crean entre amigos (como los Fifa Clubes Pro) y terminan compitiendo contra los representativos oficiales de los clubes. La diferencia para nada menor, es que los clubes de eSports muchas veces reúnen a los mejores jugadores de la disciplina, en el contexto del fútbol real cabe preguntarse qué lleva a la gente a ver los partidos amateurs de un equipo de ignotos ingleses, más allá del notable carisma del youtuber dueño del mismo.

Los contenidos virales parten de ideas simples y suelen resolverse en pocos minutos, dando una sensación de simplicidad e inmediatez, que esconde gran parte del minucioso trabajo de producción que contienen. El Hashtag United no es la excepción: cada partido es filmado con cuatro cámaras y tiene varias horas de edición. Además, Owen ha sido lo suficientemente original para generar contenidos semana a semana, incluyendo desafíos para los jugadores de su equipo, promesas de grandes fichajes (el delantero del Wycombe, Adebayo Akinfenwa, famoso por su tamaño, amagó con sumarse al Hashtag) y sobretodo trasmitirle al espectador la sensación de sentirse realmente parte del club. Lo logran entregando noticias y contando los hechos de una manera imposible de imitar para los estructurados clubes profesionales. El proyecto va a en serio al punto tal que el equipo inauguró en 2018 sus propias divisiones inferiores.

Palmers FC, tiene una propuesta similar aunque no ha podido progresar de las sunday leagues.

Estamos viendo una nueva generación de clubes que marcarán una tendencia hasta ahora impensada.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO