CABO CANAVERAL, FLORIDA
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Finalmente llegó el día en el que Estados Unidos tuvo la capacidad de poder lanzar sus propios astronautas desde suelo propio, luego del retiro en 2011 de los transbordadores espaciales.

Lo hizo gracias al acuerdo que realizó con SpaceX, la empresa espacial privada que se asoció a la NASA para alcanzar la preciada meta, que hasta último momento se vio amenazada con la cancelación del despegue por las condiciones climáticas en Cabo Cañaveral, Florida.

Colonizar Marte solo se logrará si se altera el ADN humano

Elon Musk terminó los túneles en Las Vegas para vehículos autónomos

Marte, ¿está nuestro futuro ahí?

El lanzamiento del cohete Falcon 9 con la cápsula Crew Dragon de SpaceX ocurrió a las 16.22 hora argentina (19H22 GMT) desde el Centro Espacial Kennedy en Florida, con la presencia del presidente Donald Trump.

El Presidente de los Estados Unidos Donald Trump felicitó a Elon Musk, el dueño de Space X, luego del lanzamiento

El clima forzó el miércoles último el aplazamiento de lo que habría sido el primer lanzamiento de astronautas desde suelo estadounidense en casi una década, y el primero tripulado de una empresa comercial. “Procediendo con la cuenta regresiva hoy”, dijo horas antes Elon Musk, fundador de SpaceX.

Los astronautas Bob Behnken y Doug Hurley están listos minutos antes del despegue para iniciar la misión espacial (NASA)

Los astronautas de la NASA Bob Behnken, de 49 años, y Douglas Hurley, de 53, expilotos militares que se unieron a la agencia espacial en 2000, despegarán hacia la Estación Espacial Internacional desde la histórica plataforma de lanzamiento 39A, como el Apollo 11.

Y hubo una imagen del histórico despegue que llamó mucho la atención de los que siguieron la transmisión en vivo: la presencia de un dinosaurio de juguete en uno de los asientos de la cápsula Crew Dragon.

La historia reciente de las misiones espaciales muestra que juguetes de este estilo han volado con astronautas durante años; se recurre a ellos porque cuando el juguete comienza a flotar, indica a los pasajeros abrochados en la cápsula que han llegado a la gravedad cero y que ya están experimentando ingravidez.

El peluche utilizado este sábado por Behnken y Hurley aún no ha recibido un nombre, pero la compañía de Elon Musk ya se ha encargado de hacer réplicas para ponerlas en venta en el sitio web de SpaceX a un precio de USD 25.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, y el vicepresidente, Mike Pence

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, describió un despegue “increíble”. “Verdadera genialidad, nadie hace esto como nosotros”, estimó. “Esto es sólo el comienzo”, dijo. “Es realmente algo especial. El espacio será una de las cosas más importantes que hemos hecho”, añadió el mandatario

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO