COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Honor ha presentado su smartphone estrella para 2018, el Honor 10, que según la propia firma ofrece dos tecnologías “revolucionarias” a los consumidores.

Para empezar, el dispositivo está provisto de “tecnología de IA 2.0, que se aplica sobre todo a la cámara doble del smartphone”. Si bien la detección de escenarios mediante inteligencia artificial (IA) ya se hallaba en productos anteriores de Honor (así como en los de la empresa matriz Huawei), parece que el nuevo dispositivo será el primero en ofrecer tecnología de “segmentación semántica de imagen”, que le permitirá identificar múltiples objetos en una sola imagen y aplicar parámetros específicos a los distintos escenarios en tiempo real.

Según la firma, es capaz de reconocer más de 500 escenarios distintos, clasificados en 22 categorías.

Por lo que respecta al hardware, está equipado con dos cámaras traseras, una monocroma de 24 megapíxeles y otra en color de 16 megapíxeles, y de una cámara frontal de 24 megapíxeles, a diferencia del dispositivo emblemático de Huawei, el P20, cuyas dos cámaras posteriores son una monocroma de 20 megapíxeles y otra en color de 12 megapíxeles.

En segundo lugar, presume de “diseño Honor 10 CMF”, que la propia marca describe como “un asombroso revestimiento óptico a nanoescala, compuesto por 15 capas de color reluciente”. La firma alardea de las opciones de color “azul espectro” y “verde espectro” creadas en el Centro de Estética de Huawei en París, además del negro y el gris.

Además, tiene una muesca al estilo del iPhone X en la superficie frontal, si bien se puede configurar el software para ocultarla con una barra de estado. A diferencia de Apple y otras marcas –como la empresa matriz Huawei–, Honor conserva el conector de 3,5 milímetros para audio.

Honor también dice ser “la primera marca del sector que ha incluido un sensor de huellas dactilares ultrasónico bajo el cristal delantero”. Si bien hace algún tiempo que se habla de dicha tecnología, aún no había llegado a los productos comerciales.

El dispositivo también cuenta con una pantalla Full HD de 5,84 pulgadas y proporción 19:9 sin bisel y una relación del 86% entre pantalla y carcasa del teléfono.

El Honor 10 está impulsado por un chip Kirin 970 de Huawei, provisto de un coprocesador para IA. Ofrece 4 gigabytes de RAM y 64 ó 128 gigabytes de almacenamiento, así como capacidad de carga rápida.

La firma ya vende el dispositivo en 26 mercados a través de varios minoristas que operan en Internet. La versión con 64 gigabytes cuesta 399,90 euros, y la de 128 gigabytes, 449,90 euros.

Objetivos ambiciosos

Honor se fijó objetivos ambiciosos a finales del 2017, y George Zhao, presidente de la firma, ha informado sobre los progresos realizados durante el primer trimestre de 2018.

Alardea de un 100% de crecimiento en mercados de ultramar y de su posición como “e-marca” de smartphones n.º 1 en China, así como de la fuerza que ha cobrado en mercados tan importantes como Rusia (11,5% de cuota y clasificación entre las “tres primeras marcas”) e India (quinta posición en cuota de mercado).

Honor había expuesto sus ambiciones de situarse entre las cinco primeras marcas en tres años, y entre las tres primeras en cinco años, y en esta ocasión ha reiterado dichos objetivos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO