COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La industria del automóvil necesita socios especializados en tecnología y comunicaciones para poder proporcionar a los vehículos nuevas funcionalidades como ser: conectividad, autonomía e inteligencia. Los grandes fabricantes pueden incorporar todo tipo de sensores, pero tales elementos no servirían de nada si los datos que generan no se procesan de forma adecuada para poder sacar partido de ellos.

Los grandes de las TIC se han puesto manos a la obra para ayudar a los fabricantes de la industria automovilística a dar el siguiente gran salto evolutivo, los coches autónomos.

Huawei anunció durante el CEBIT 2018  celebrado en la ciudad de Hanóver, Alemania el lanzamiento al mercado de la plataforma OceanConnect IoV, disponible para desarrolladores que ya comienza a ponerla en práctica a través de un importante acuerdo con PSA Group, uno de los principales fabricantes de automóviles que espera poner en el mercado millones de coches conectados -e inteligentes- durante los próximos años.

Huawei OceanConnect IoV pretende cubrir todo el espectro donde la tecnología esté presente, un espectro cada vez más amplio que obliga a este ecosistema a afrontar cada vez más retos que desglosamos a continuación:

Conectividad: Las conexiones de cada vehículo deben ser seguras y fiables, pero además es necesaria una escalabilidad sin precedentes para que todos y cada uno de ellos mantengan la conexión con la nube de forma concurrente.

Gestión y procesamiento de los datos: Cada vehículo puede contar con multitud de sensores, cada uno generando miles de datos cada día. Toda esa información debe ser procesada, tanto a nivel local (desde el propio coche) como desde la nube, por lo que se necesita una infraestructura capaz de gestionarla y orquestarla de forma inteligente. Aquí, el fabricante de vehículos debe asociarse con un proveedor capaz de asegurar su procesamiento y devolver los resultados prácticamente en tiempo real.

Contenidos y servicios de terceros: Para completar una experiencia de usuario, la industria tendrá que proporcionar servicios de terceras empresas, por lo que aquí es inevitable contar con un ecosistema fiable que separe la gestión de los datos de los negocios tradicionales. En el caso de OceanConnect es posible agregar este ecosistema para que los fabricantes puedan servir estos contenidos y aplicaciones de forma centralizada.

Huawei pretende con su nueva plataforma IoV dar respuesta a cada uno de estos puntos.

“Nos encontramos ante la transformación digital de la industria del automóvil. En esta transición hay que construir una plataforma inteligente capaz de conectar a los vehículos con la gente, con las carreteras y otros elementos. Y Huawei quiere ser un partner preferente para ayudar a los fabricantes a conseguirlo”, declaraba Ma Haixu, presidente de Huawei Cloud Core Network Product Line, en rueda de prensa.

Como parte de este anuncio, Huawei y PSA Group han asegurado que están trabajando en el mayor proyecto de coches conectados puesto en marcha hasta la fecha. El primer modelo en salir al mercado es el DS 7 en China y Europa, que ya está gobernado por OceanConnect IoV.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY