COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A partir de la inteligencia artificial, el fabricante chino está pensando en crear celulares con capacidad para pensar, actuar y aprender como si fuera una persona.

Huawei pone como ejemplo que  el dispositivo podría reducir el sonido del timbrazo de una llamada en entornos silenciosos, o que incorpore un asistente personal que identifique cuando una llamada es importante como para interrumpirnos en medio de una reunión.

Para que esto suceda los microprocesadores deben actuar como cerebros y para eso deben tener una estructura diferente  y esto es lo que explora Huawei con su nueva familia Mate 10, ahora con chips NPU (Neuronal Network Processor Unit), prestación que distingue al microprocesador Kirin 970  de los actuales.

Gracias a ese tipo de superchips seudo-neuronales, las cámaras de los móviles Mate 10 añadirán por sí mismas el modo retrato cuando comprendan que están fotografiando a personas o aplicarán el modo nocturno ante la ausencia del sol. También reconocerán objetos, escenas y aprende al instante cuando le corrigen sus errores.

Este conocimiento permite agrupar, de forma automática, las imágenes por temáticas: retratos, paisajes, perros, gatos, plantas, comidas, textos, cielos despejados, nieve, playa o noche, entre otros. El celular aprenderá a optimizar sus recursos en función de los usos del usuario que va aprendiendo con cada interacción humana.

Los fabricantes dotaran también a los celulares de Inteligencia Emocional con lo cual los smartphones podrían invitar a los usuarios a levantar la mirada del pantalla de vez en cuando y advertirles de que existe vida al margen del móvil.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO