Liang Hua, presidente de Huawei. Fotografía: HUAWEI
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El veto impuesto por la administración del actual inquilino de la Casa Blanca a Huawei, en medio de la guerra comercial que libran desde hace algunos meses los gobiernos de Washington y Beijing, ciertamente sacudió al gigante chino de telecomunicaciones, pero de eso a enviarlo a la lona hay una gran diferencia.

Durante una conferencia de prensa en las oficinas centrales de la compañía, las cuales están situadas en la ciudad de Shenzhen, en la provincia de Cantón, Liang Hua, presidente del consejo de directores de Huawei, aseguró que pese a las drásticas medidas impuestas por Donald Trump en contra de la compañía, las ventas de la misma crecieron casi 24% en el periodo comprendido entre enero y junio de 2019.

“No importa cuántas dificultades tengamos que enfrentar, tenemos confianza en el desarrollo futuro de la compañía”, aseguró Hua, al tiempo que advirtió que la segunda mitad del año será mucho más desafiante que la primera.

De acuerdo a Hua, los ingresos de Huawei en los primeros seis meses de 2019 ascendieron a poco más de 58,000 millones de dólares, cifra que supone un incremento de 23.2% si se compara con los ingresos obtenidos en el mismo periodo del año anterior. En ese sentido, la compañía fundada por Ren Zhengfei en el año 1987, parecería haber salido indemne del veto comercial impuesto por Trump.

Las cuentas, sin embargo, no son tan alegres. Las ventas de Huawei ciertamente se derrumbaron al exterior de China, en virtud a las acusaciones formuladas por el mandatario estadounidense en el sentido de que la empresa mantiene vínculos muy estrechos con el gobierno de Beijing y que, debido a ello, podrían estar efectuando, a través de sus teléfonos y programas de software, operaciones subrepticias que pondrían en peligro la seguridad de Estados Unidos.

Huawei registró un crecimiento de 39% en ventas a nivel mundial durante el primer trimestre de 2019, mientras que durante el segundo –periodo en el que se suscita el conflicto con la administración Trump–, no fueron más allá de 13% si se las compara con las obtenidas el año anterior. Luego entonces, presentar los ingresos obtenidos a lo largo de seis meses en vez de dividirlos en trimestres, es una manera de maquillar el daño sufrido.

El acercamiento que sostuvieron Donald Trump y el presidente Xi Jinping hace unas semanas en Osaka, Japón, durante la reunión del G20, y en el que el primero se comprometió a eliminar el veto sobre Huawei, no parece haberlo eliminado de facto. Pese a lo dicho por Trump, permanece la incertidumbre en relación a cómo continuarán las relaciones entre el gigante asiático y las empresas tecnológicas estadounidenses.

Cuestionado acerca de si seguirán usando la plataforma Android, el sistema operativo de Google, Hua respondió: “Si los Estados Unidos nos permiten usar Android, Android y su ecosistema serán siempre nuestra opción preferida”. En caso contrario, el ejecutivo aseguró que Huawei está en posición de desarrollar y desplegar su propio sistema operativo. Cuando le fueron solicitados detalles en torno a los esfuerzos de la compañía en este ámbito, Hua se negó a abundar sobre el asunto.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO