COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La computación cuántica emerge como el próximo gran campo de batalla tecnológico. Y dos de los gigantes mundiales de esta industria, IBM y Google, libran ya la primera batalla científica y mediática alrededor de una tecnología que está llamada a revolucionar el futuro de la informática.

Hace un mes, se atribuyó a Google el hito de haber conseguido lo que se conoce como supremacía cuántica, un logro que supondría un punto de inflexión en la historia de la informática. Financial Times desveló el borrador de un artículo de investigación que el gigante estadounidense había publicado en una web de la NASA -y que poco después fue retirado- en el que los investigadores de Google aseguraban que su sistema, basado en los principios de la mecánica cuántica, había sido capaz de resolver una tarea irrealizable para el más potente de los ordenadores actuales.

En la investigación se afirmaba que el sistema cuántico de Google había solventado un problema que al mayor superordenador de la actualidad, el equipo Summit del Laboratorio Nacional Oak Ridge (Estados Unidos), le habría exigido 10.000 años, algo irrealizable en la práctica.

CONTRAATAQUE DE IBM

Ahora, IBM contraataca y refuta a Google. La compañía asegura que sus investigadores han sido capaces de completar en 2,5 días este reto computacional con un sistema tradicional en el que se han optimizado sus componentes de hardware y software, “con unos resultados mucho más fiables” que los obtenidos por el equipo cuántico de Google.

En el blog de IBM Research -la unidad de investigación dirigida por el español Darío Gil-, los investigadores añaden que el tiempo de resolución conseguido es, de hecho, “conservador” y que, con otra serie de ajustes, podría reducirse aún más.

IBM es concluyente: si la idea de la supremacía cuántica se basa en lograr que un ordenador cuántico pueda resolver una tarea inalcanzable para un sistema de computación tradicional, hoy por hoy no se puede afirmar que hayamos alcanzado este hito.

Además de la refutación práctica de la declaración de supremacía, IBM considera que los sistemas cuánticos nunca reinarán “supremos” sobre los ordenadores clásicos, sino que trabajarán conjuntamente, aprovechando y complementando las fortalezas únicas que tienen ambos mundos.

El término de la supremacía cuántica, dicen en IBM, es “muy sugerente, pero muy engañoso” porque conduce a interpretaciones “falsas y arriesgadas” sobre el estado actual de la computación cuántica y su evolución futura.

GOOGLE SE REAFIRMA

El miércoles, la revista la revista científica Nature publicó el resultado de los esfuerzos realizados por Google para crear un ordenador cuántico que pueda llevar a cabo una tarea que ningún ordenador clásico podría realizar. El estudio reafirma la tesis de Google de haber alcanzado la supremacía cuántica: “En términos prácticos, nuestro chip informático, que hemos llamado Sycamore, realizó en 200 segundos un cálculo que al ordenador más del mundo le llevaría 10.000 años”, asegura la compañía en su blog.

IBM y Google son dos de la compañías que se enfrentan para lograr convertir la computación cuántica en una realidad comercial con aplicaciones reales.

¿CÓMO FUNCIONA?

Los ordenadores cuánticos prometen incrementos exponenciales de la capacidad de procesamiento actual al aplicar los principios de la mecánica cuántica. Mientras un ordenador tradicional funciona con bits -que almacenan la información como 1 y 0-, los sistemas cuánticos ponen sus bits cuánticos (denominados qbits) en un estado temporal de superposición, donde pueden representar tanto el 1 como el 0. Esta superposición posibilita una capacidad de computación exponencialmente mayor a la de los sistemas actuales.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO