COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El Instituto Federal de Telecomunicaciones de México (IFT) avanzó un paso más en el proceso de fijar un tope de absorción de radiación emitida por los dispositivos de telecomunicaciones que se utilicen en el país.

Se trata de una consulta pública sobre los “límites de exposición máxima para seres humanos a radiaciones electromagnéticas de radiofrecuencia no ionizantes en el intervalo de 100 kHz a 300 GHz en el entorno de estaciones de radiocomunicaciones”.

La consulta tendrá una duración de 20 días hábiles (del 13 de diciembre de 2016 al 23 de enero de 2017).

Entre los dispositivos que se estudiarán estarán los teléfonos inteligentes, así como productos, equipos, dispositivos o aparatos destinados a telecomunicaciones.

El regulador indicó que “convencido de la importancia y relevancia de transparentar su proceso de elaboración de nuevas regulaciones, recibirá comentarios, opiniones y aportaciones de cualquier interesado a propósito del ‘Anteproyecto de Disposición Técnica IFT-012-2016: Especificaciones técnicas para el cumplimiento de los límites máximos de radiaciones no ionizantes de los productos, equipos, dispositivos o aparatos destinados a telecomunicaciones que pueden ser

conectados a una red de telecomunicaciones y/o hacer uso del espectro radioeléctrico. Índice de Absorción Específica (SAR)’ ”.

Los objetivos principales del anteproyecto consisten en:

“i) Establecer los límites máximos de emisiones radioeléctricas de los productos, equipos, dispositivos o aparatos destinados a telecomunicaciones que pueden ser conectados a una red de telecomunicaciones o hacer uso del espectro radioeléctrico.

“ii) Establecer las especificaciones técnicas para el cumplimiento de los límites establecidos, medidos en la proximidad del cuerpo humano, mediante el Índice de Absorción Específica (SAR) en el intervalo de 30 MHz a 6 GHz;

“iii) Garantizar que los productos, equipos, dispositivos o aparatos destinados a telecomunicaciones que pueden ser conectados a una red de telecomunicaciones o hacer uso del espectro radioeléctrico, que se utilicen cerca de la cabeza, particularmente cerca del oído, cumplan con los límites básicos de exposición de emisiones radioeléctricas no ionizantes en el intervalo de frecuencias de 300 MHz a 6 GHz.

“iv) Garantizar que los productos, equipos, dispositivos o aparatos destinados a telecomunicaciones que pueden ser conectados a una red de telecomunicaciones o hacer uso del espectro radioeléctrico, que se utilicen a una distancia menor o igual a 200 mm del cuerpo humano, cumplan con los límites básicos de exposición de emisiones radioeléctricas no ionizantes en el intervalo de frecuencias 30 MHz a 6 GHz”.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO