COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La fuga de información causada por empleados de las organizaciones suele tener un costo promedio de 5 millones de dólares, según el informe “Estado de la Seguridad Cibernética 2017” elaborado por la empresa Forcepoint.

El documento establece que “las compañías almacenan datos utilizando servicios en la nube pública y privada, permiten que sus empleados trabajen desde cualquier lugar en el mundo y subcontratan partes de sus negocios para dirigir su enfoque a cuestiones esenciales. Aun así, la gran mayoría está lejos de tener una visión holística e integral de las actividades de los usuarios que podrían apuntar a un riesgo inmediato”.

La información de Forcepoint indica que casi tres cuartos (74%) de estas organizaciones están preocupadas por empleados negligentes o maliciosos que podrían constituir una amenaza interna.

Según el reporte, las empresas y organizaciones actuales enfrentan nuevos desafíos en materia de seguridad cibernética y custodia de datos personales sensibles debido al creciente número de empleados que trabajan de manera remota desde sus hogares y uso de dispositivos propios (“Bring Your On Device: BYOD).

Gracias a la nube, la sincronización uniforme, los teléfonos inteligentes, las tabletas y las computadoras portátiles livianas, los trabajadores a menudo deciden, abiertamente o en forma encubierta, qué dispositivos usar, cuándo y dónde los utilizarán. Mientras que el 89% de los dispositivos móviles de los empleados se conectan a redes corporativas, solamente el 65% de las compañías tienen políticas que les permiten hacerlo.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO