COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las afecciones visuales afectan a un elevado número de pobladores de la suroriental provincia cubana de Granma, por lo que las consultas de Oftalmología son muy frecuentadas.

Durante  un tiempo dejaron de prestarse algunos de esos necesitados servicios en el Centro Médico Ambulatorio de Bayamo, al carecer las lámparas de hendidura del bombillo idóneo.

La chispa de la creación se encendió en los cerebros de los ingenieros del Centro provincial de Electromedicina Aliocha Castellanos Garcés y Magdiel Weeden Sánchez,  quienes juntos hicieron una innovación.

“Conformación de la Base PG22-V1 para Lámparas de Hendiduras que utilizan bases PG22” es el nombre del trabajo, que obtuvo la categoría de Relevante en el Fórum provincial de ciencia y técnica de la entidad.

Aliocha Castellanos Garcés, ingeniero en telecomunicaciones y electrónica, especialista A en electromedicina, que atiende la especialidad de Oftalmología, explica:

“Esa innovación es aplicada en varias lámparas en vibra y consiste en poder utilizar bombillos más baratos en bases de bombillos que son más caros, al lograrlo  se comenzaron nuevamente a prestar los servicios de la especialidad, afectados por la falta de la pieza.

“El ahorro,  si se suplen los bombillos de las 12 lámparas, sería de tres mil USD, por concepto de  sustitución. Ahora es más rápido y más eficiente, nosotros recuperamos la base y cuando se funde el bombillo puede nuevamente utilizarse.”

Para el ingeniero Magdiel Weeden Sánchez, es una gran alegría haber contribuido a que unos 40 pacientes que asisten diariamente a las consultas de Oftalomogía en el
, puedan ser atendidos.

“Nuestro trabajo –indica- con tremendo impacto social, hizo posible una nueva base para los bombillos (no estaban entrando al país), con materiales como yeso y conectores, que los podemos encontrar dentro del propio sector.

“Se deja de importar un bombillo que cuesta 23 dólar cada uno. Nuestro mayor interés es generalizar la innovación a toda la provincia y el país.”

El biomiscroscopio o lámpara de hendidura permite la observación de las distintas estructuras que componen el globo ocular mediante diferentes técnicas de observación.

Facilita un examen del segmento anterior, o estructuras frontales que incluyen los párpados, la esclerótica, la conjuntiva, el iris, cristalino natural, y la córnea y segmento posterior del ojo humano que incluye la retina.

Para Magdiel y Aliocha, es  muy importante la contribución social que puedan hacer, incluso por encima de la remuneración económica a recibir por la innovación.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO