Firefly es una cuna con una luz azul que previene la ictericia neonatal, una enfermedad devastadora en zonas rurales de Asia, África y el Caribe
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Se trata de pequeñas ideas que tienen nombre propio: se llaman “Hacks” y las encontramos por internet en todo momento. Algunas son bastantes triviales, mientras que otras son más innovadoras, algunas lo son tanto que están cambiando la calidad de vida de las personas. Esta innovación frugal tiene como principio tomar algo complejo y transformarlo en algo accesible para personas con recursos limitados.

Según la OMS, el uso de dispositivos médicos y farmacéuticos es utilizado por el 13% de la población mundial, que representa el 76% del uso de dispositivos médicos. Pero el aumento de la vida media de la población y el ascenso de la clase media crea un potencial para las empresas de salud para acceder a mercados, llegando a todos los rincones del mundo.

La innovación frugal a nivel de salud no está relacionada con la reducción de la calidad o funcionalidad de los productos, sino de hacerlo más simples y rentables.

Ejemplos de esto son Design that Matters, una empresa sin fines de lucro que desarrolló una solución innovadora para el tratamiento de la ictericia neonatal, una enfermedad devastadora en zonas rurales de Asia, África y el Caribe.

Esta firma estima que entre 5% y 10% de la mortalidad neonatal a nivel mundial se debe a la ictericia, sin embargo, la cura de la misma es tan simple como una luz azul sobre la piel del bebé. A pesar de la simplicidad del tratamiento, la máquina creada para el tratamiento de la enfermedad se utiliza en forma incorrecta debido al hacinamiento, colocando más de un bebé bajo la luz, por lo que ellos diseñaron un dispositivo para facilitar su uso en hospitales rurales con recursos limitados y personal inexperto.

El dispositivo, llamado Firefly, está fabricado para asegurarse que el mismo sea usado en un solo bebé a la vez. Además de ser de fácil uso, el dispositivo es rentable, portátil y duradero. Hasta el momento, se ha colocado en 21 países y ha ayudado en el tratamiento de más de 45.000 nacidos.

Otro ejemplo es Lullaby Warmer, creado por General Electric Healthcare en 2009, para ayudar a mantener calientes a los recién nacidos en la India. A un precio de US$ 3.000, la máquina es un recurso accesible que los hospitales utilizan para reducir la mortalidad neonatal mediante la regulación de la temperatura corporal. La cuna térmica fue diseñada especialmente para su uso en la India, pero ha ganado popularidad a escala mundial. Hoy se vende en 80 países, incluyendo países de Europa Occidental.

Hoy nos sentimos avasallados con la velocidad a la que avanza la tecnología y las grandes innovaciones, y solemos perder de vista que muchas veces las ideas simples pueden ser más efectivas. Este es el punto en el cual la innovación frugal nos resuelve problemas complejos cotidianos con simples trucos y nos permite ver el mundo de la salud desde otro ángulo.

Estos innovadores frugales nos dejan pensando ¿por qué no se me ocurrió a mí?

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO