COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A partir del anuncio de reestructuración, que incluye el despido de 12.000 empleados, Intel busca centrarse en las áreas de negocio que le resultan rentables. En este sentido, la empresa dejará de vender tres productos de chips de la línea SoFIA, de bajo costo, para smartphones. Dos de los procesadores funcionan con LTE y el otro es 3G. También cesará la venta de Broxton, un procesador para tabletas de la línea Atom.

Durante años y sin mucho éxito, Intel intentó ganar espacio en el mercado de chips para teléfonos inteligentes y tabletas. Al mismo tiempo, veía cómo declinaban las ventas de su negocio tradicional:  procesadores para computadoras.

En un blog, el director ejecutivo de la compañía, Brian Krzanich, indicó que el foco de la empresa irá hacia productos para data center, procesadores de memoria y chips programables, denominados FPGA, además de segmentos de mercado englobados bajo el concepto de Internet de las Cosas (IoT).

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO