COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Intel quiere un papel más importante en inteligencia artificial y reveló planes para modificar una línea de chips con el fin de ganar espacio en un mercado de rápido crecimiento que se convertirá en un campo de batalla para los proveedores de tecnología.

En el marco del Intel Developer Forum, que se desarrolla en San Francisco, la compañía dijo que planea ofrecer una nueva versión del procesador de línea Xeon Phi para el año próximo. El chip  era previamente dirigido a aplicaciones científicas.

Intel dijo que la tecnología ayudará a acelerar una técnica llamada aprendizaje profundo, que se utiliza cada vez más para tareas tales como la interpretación de voz, identificación de objetos en fotos y conducción de vehículos autónomos.

Los procesadores Xeon de Intel ya funcionan en centros de datos, y tienen un papel en casi todas las tareas de aprendizaje profundo que allí se realizan. Sin embargo, algunos usuarios también instalan procesadores auxiliares para tareas de inteligencia artificial, en particular los llamados chips de GPU que su rival Nvidia Corp. ha vendido para videojuegos.

Intel explicó que los Xeon Phi pueden ejecutar más software analítico sin tocar procesadores externos que pueden retrasar las tareas analíticas. Los ejecutivos agregaron que también puede hacer uso de más memoria que los enfoques basados ​​en la GPU.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO