COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El concepto de “Internet de las Cosas” se encuentra muy vinculado a la vida online de hoy en día.  Actualmente, la mayoría del contenido digital es generado por humanos (correos, tweets, post en redes sociales, etc.). Sin embargo, se llama Internet de las Cosas a la enorme red paralela de objetos -no humanos- que están comenzando a encontrarse interconectados. Toda una nueva familia de equipos y aplicaciones automatizadas que interactúan entre sí.

Estos son dispositivos que generarán nuevos modelos de negocio y maneras de hacer las cosas que son y serán revolucionarias para muchas industrias. Para algunos tipos de empresas esto todavía se percibe como algo muy lejano, pero para otras –una porción cada vez mayor- ya es 100% realidad como, por ejemplo, la industria financiera. No es una estimación menor que  el 60% de las transacciones financieras del mundo ya son decisiones automatizadas que se resuelven rápidamente, sin necesidad de la intervención de las personas.

Si hablamos de casos concretos en América Latina, debemos decir que recientemente el Gobierno de la Ciudad de Río de Janeiro construyó un Centro de Investigación y Desarrollo basado en el análisis automatizado de grandes volúmenes de información (Big Data). EMC se encuentra colaborando con el Centro de Investigación y Desarrollo y el equipo de científicos de Datos para desarrollar un conjunto soluciones basadas en grandes volúmenes de datos e Internet de las Cosas.  Otro ejemplo son los desarrollos de EMC para brindar soluciones para que la industria hidrocarburífera  pueda ser más inteligente en su búsqueda de nuevos yacimientos petrolíferos. Esto es puramente Internet de las cosas.

De esta manera, las compañías se vuelven más eficientes en reducción de costos y administración de recursos, reduciendo la pérdida y acelerando enormemente su ROI. Este cambio es inminente porque los modelos tradicionales de TI, que cuentan con sistemas de bases de datos estructuradas y servidores verticales, no tiene escalabilidad y encuentran serias dificultades para la solución de problemas.

Internet de las Cosas tiene un gran potencial, pero que la transición sea efectiva es fundamental trabajar en el desarrollo de nuevas soluciones. Las organizaciones del futuro necesitarán recuperar hoy, los inicios de los negocios digitales, de la misma manera que en los comienzos las empresas debían desarrollar sus propios códigos y programas. La ventaja radical, es que cómo nunca antes estamos preparados para hacerlo.

El Universo Digital nos desafía y por eso EMC se pensó y redefinió como una nueva organización enfocada en la mejora permanente de sus plataformas e infraestructuras de TI. Con innovación, inversión y decisiones estratégicas que permiten llevar los resultados de los clientes a los niveles más altos, para continuar siendo los líderes mundiales.

El área de TI se convierte en el área más estratégica dentro de una organización. La que determina el potencial, las oportunidades de crecimiento y generación de valor de una compañía. La que contribuye a aumentar la eficiencia y reduce costos al mismo tiempo. En síntesis, la que logra que se haga más, con menos.

Por Rodrigo Gazzaneo, Executive Briefing Center Senior Manager at EMC

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO