COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

A nivel internacional, IDC asegura que la adopción de productos y soluciones IoT crecerá de forma muy significativa en los próximos años, pasando de 1.9 billones de dólares en 2013 a 7.1 billones de dólares en 2020. Dos tercios de los clientes planean comprar tecnología conectada para sus hogares antes de 2019 y casi la mitad tiene pensado adquirir tecnología que puedan llevar encima. Esto va a suponer una presión considerable para las empresas que ofrecen servicios TI.

[blockquote align=”right” quotes=”yes”]Dos tercios de los clientes planean comprar tecnología conectada para sus hogares antes de 2019 y casi la mitad tiene pensado adquirir tecnología que puedan llevar encima[/blockquote]

Los clientes tienen grandes expectativas y consideran que los datos, que se almacenan cada vez más en la nube, deberían estar disponibles en el momento y lugar que los necesiten; ya sea el historial de kilómetros recorridos, la carpeta compartida o las fotografías de la familia. Esto significa que las empresas que dan soporte y almacenan los datos deben ser un ejemplo de la disponibilidad continua al proporcionar disponibilidad constante.

También es necesario proteger los datos contra pérdidas y accesos no autorizados. Los clientes se rebelan contra las empresas que fracasan a la hora de tomarse en serio las preocupaciones relacionadas con su privacidad y leyes como la Ley de Protección de Datos Personales les respaldan. A medida que las empresas recopilan y almacenan más y más datos sobre individuos, la carga que supone protegerlos aumenta. Por ejemplo, una televisión conectada a internet genera registros centrales de todo lo que se ve, los datos de la tarjeta de crédito, lo que se ha descargado, potencialmente hasta los chats por video. Las consecuencias para cualquier empresa que permita que los datos caigan en las manos equivocadas serían desastrosas.

Las empresas tienen que asegurarse de que se evita la perdida de datos a través de una protección de datos casi continua, verificando la protección para garantizar la recuperación y utilizando un cifrado adecuado para proteger los datos de accesos no autorizados. En los data center actuales, esto suele suponer la protección de los datos en dos centros físicos diferentes, además de proteger la conexión entre ambos. Si los backups se almacenan en la nube, debe hacerse con el mismo nivel de protección.

Finalmente, asegura, cada vez se hará más hincapié en la protección de los datos mientras aún se encuentran en los dispositivos de usuario como teléfonos y portátiles. La protección de extremo a extremo se está convirtiendo en una parte muy importante de una estrategia general de disponibilidad de datos. Veeam lanzará la herramienta de protección de backup de extremo a extremo Veeam Endpoint Backup FREE para Windows en 2015, que complementará la disponibilidad exhaustiva que ya ofrece a los data centers virtualizados a través de Veeam Availability Suite.

Por Martín Colombo, Gerente Regional para América Latina de Veeam Software

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO