COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La emergencia del coronavirus (Covid-19) en todo el mundo ha detonado las estafas relacionadas con la venta de suministros que se han vuelto difíciles de conseguir. Hasta hace algunos días, la Interpol había detectado al menos 30 casos de posibles fraudes en Asia y Europa, lo que provocó el bloqueo de 18 cuentas bancarias y el congelamiento de 730,000 dólares por sospechas de transacciones fraudulentas.

De acuerdo con la Interpol, las pérdidas monetarias reportadas a este organismo rebasan los cientos de miles de dólares y son estafas que cruzan las fronteras.

Cómo proteger a las empresas españolas ante el aumento de las vulnerabilidades

“La Unidad de Delitos Financieros de la Interpol está recibiendo información de los países miembros casi a diario sobre casos de fraude y solicitudes para ayudar a detener los pagos fraudulentos”, detalló la Interpol.

Según la Interpol, en el contexto de la emergencia han surgido tiendas en línea, cuentas de redes sociales o direcciones de correo electrónico que se dicen vender suministros médicos que actualmente son difíciles de conseguir, como barbijos (cubrebocas); sin embargo, se trata de estafadores que buscan robar el dinero a las personas.

Asimismo, este organismo ha detectado que los estafadores se hacen pasar por directivos de clínicas u hospitales y llaman a sus víctimas para informarles que uno de sus familiares se ha enfermado por el virus y solicitan pagos por el tratamiento médico.

Coronavirus y ciberataques: no le brinde a su computadora un tipo diferente de virus

Otra de las formas detectadas por la Interpol de estafas es por correos electrónicos fraudulentos, mecanismo que se conoce como phishing.

“En muchos casos, los estafadores se hacen pasar por compañías legítimas, utilizando nombres, sitios web y direcciones de correo electrónico similares en su intento de engañar a los miembros desprevenidos del público, incluso llegando de forma proactiva a través de correos electrónicos y mensajes en las plataformas de redes sociales”, detalló la Interpol.

Cruza fronteras

En una etapa inicial, la Interpol ha detectado que la mayoría de los fraudes de este tipo se ha cometido en Asia; sin embargo, los delincuentes han utilizado cuentas bancarias alojadas en otras regiones para usar los recursos robados.

La biometría detiene el fraude en los centros de contacto

“En un caso, una víctima en Asia realizó pagos a varias cuentas bancarias controladas sin saberlo por delincuentes en varios países europeos”, explicó la Interpol y añadió que con ayuda de las autoridades de algunos países, se pudieron bloquear algunos pagos, pero los delincuentes transfirieron los recursos a otras cuentas antes de que pudieran ser rastreadas y bloqueadas.

Según la Interpol, se ha emitido una alerta a sus 194 países miembros, sobre estos tipos de fraudes con el fin de realizar acciones que ayuden a combatirlos y prevenirlos.

Recientemente, la Interpol anunció los resultados de la operación Pangea, que generó 121 arrestos en todo el mundo por la venta de medicamentos de mala calidad y se incautó mercancía por más de 14 millones de dólares. Se confiscaron máscaras quirúrgicas falsas, desinfectantes de manos de mala calidad y medicamentos antivirales no autorizados para su venta en línea.

Recomendación para no caer en estafas:

• Verificar el nombre de la persona o compañía que le ofrece artículos médicos.

• Verificar la autenticación de la página donde ingresa.

• Hacer una búsqueda de la empresa.

• Tener cuidado si se pide realizar un pago a una cuenta bancaria alojada en un país diferente al de la empresa.

• Si cree que fue víctima, avise al banco para suspender el pago.

• No haga clic en enlaces ni abra archivos que no pensaba recibir.

Fuente: Interpol

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO