COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Según los investigadores, las mediciones de gas hechas con teléfonos inteligentes harán que se mucho más fácil de detectar problemas del aire.  Además, la calidad del sueño será medible con mayor precisión.

Al respecto, Anna Rissanen, líder del equipo de investigación VTT, asegura que son muchos los desarrolladores de sensores interesados ​​en el uso de los teléfonos inteligentes para medir las concentraciones de gases. “Esto es probablemente debido a la propagación de Internet de las Cosas, que permite observaciones indirectas de una serie de factores ambientales sobre la base de los datos obtenidos de sensores individuales o redes de sensores. Muchos de los problemas del día a día, como la precisión y la eficiencia en el lugar de trabajo, pueden depender de los niveles de dióxido de carbono y la calidad del aire interior”, explica.

El uso de un dispositivo móvil para medir el dióxido de carbono también permitirá nuevas aplicaciones para teléfonos inteligentes. Por ejemplo, la calidad del sueño se puede controlar mediante la medición de las exhalaciones del durmiente.

Fuente

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO