COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Frente  a este panorama, algunos proveedores están mejor posicionados que otros  en este negocio. Google, por ejemplo, acaba de conformar una nueva compañía dentro de su grupo, Alphabet. Alphabet permitirá que el gigante de Internet estimule sus demás inversiones relacionadas con IoT. Su proximidad con los usuarios finales, individuales e incluso no laboralmente activos, le otorga una posición privilegiada en campos novedosos como la tecnología de hogares inteligentes, autos sin conductor, drones y otros segmentos de innovación que no tienen que ver demasiado con el que hoy es su principal negocio, el de las búsquedas en la Web.

Otra es Microsoft, quien  viene mostrando sus intenciones y ambiciones hace tiempo pero con el lanzamiento de Windows 10 dejó en claro su gran jugada para entrar lucrativamente en el millonario sector de IoT.  Y está claro que no son las únicas. HP, IBM, Oracle, SAP, Dell, Unisys también están entrando en juego.

Desde otra arista, los integradores de sistemas, dada su capacidad de solucionar problemas de sus clientes en base a sus conocimientos de la tecnología y de los procesos de negocio de los mismos, están en una posición de privilegio si aprovechan las oportunidades que ofrece este mercado.

Por último, las empresas de Telecomunicaciones, casi en su totalidad,  están preparadas para las comunicaciones M2M que son las que dan vida a la infraestructura de IoT. En este segmento de proveedores se observan movimientos relacionados con plataformas IoT y la oferta de ciertos servicios, generalmente en asociación con otros jugadores del mercado. Y su atractivo es evidente incluso para esos nuevos socios. Por ejemplo, EMC acaba de acercarse a Vodafone y juntas han invertido millones de dólares para desarrollar una plataforma IoT que permite que las empresas clientes puedan desarrollar y probar servicios IoT en sus diferentes industrias.

Ya es una realidad que IoT está abriendo nuevos frentes para aplicaciones especializadas por industria o segmento. Alianzas poco previsibles como las de Vodafone y EMC serán algo natural en un escenario en el que todos buscan una forma de inserción para no quedarse afuera.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO