Captura de pantalla: TyN Magazine
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Una cámara dual en uno, una triple en otros dos, un sistema de grabación de video en 4K capaz de rivalizar con equipos profesionales, el chip más poderoso y rápido incluido jamás en un teléfono inteligente, estructuras fabricadas a partir de aluminio reciclado y acero inoxidable, pero lo verdaderamente revolucionario del iPhone 11 no son las prestaciones que ofrece, mayormente dirigidas a la toma de fotos y videos, sino sus precios, al menos el correspondiente al iPhone 11: 699 dólares.

Tal y como se había anticipado, ante el descenso en las ventas del iPhone en los últimos meses, Apple apunta al mercado de gama media con la intención de restarle mercado a sus competidores, quienes desde hace tiempo le han arrebatado la posición de liderazgo que en otros tiempos solía exhibir con petulancia y soberbia. El iPhone 11, la versión más humilde de la última generación, es la mejor prueba de ello.

No obstante, las versiones Pro y Pro Max, que incluyen una cámara extra y con eso hacen palidecer a su hermano menor, no exceden en su precio el de las tres versiones que se hicieron del iPhone X el año pasado: 999 y 1,099 dólares, respectivamente. Sí, dicho de otra manera, con la prudencia que debe asistir, Apple está de rebajas y éstas abarcan a casi todos los productos que fueron presentados hoy en el Auditorio Steve Jobs.

Apple Arcade, por ejemplo, una plataforma de videojuegos por streaming que funcionará de la misma manera en que lo hace Apple Music, ofrecerá suscripciones por sólo 4.99 dólares al mes. Y ocurre lo mismo con Apple TV+, el canal de videos por streaming que comenzará transmisiones el próximo 1 de noviembre: 4.99 dólares mensuales… ¡por el paquete familiar! Y no es lo único: con la compra de un iPhone en sus tres versiones o de un iPad de sexta generación, el cual también se presentó hoy, la compañía que lidera Tim Cook ofrece una suscripción gratuita por un año del servicio de Apple TV+.

“Esto es una locura”, dijo Cook mientras anunciaba los precios de los paquetes en medio de los aplausos de los asistentes. Ciertamente lo es. En otro tiempo nadie hubiese imaginado que Apple se convertiría en una suerte de tienda de liquidaciones. Y es así porque las rebajas también incluyen al iPhone X y al iPhone 8, que permanecerán en el mercado con precios que han sido reducidos ostensiblemente.

De lo que se trata, ya se ve claramente, es vender, vender y vender, incluso el alma al diablo, con tal de recuperar el liderazgo en el mercado, aumentar los ingresos y convertir nuevamente a Apple en el referente de los diversos nichos de la industria de la electrónica. Ya se verá mañana si salir a liquidar la tienda ha resultado una buena estrategia.

Por lo demás, hay que hacer notar que los tres lentes de los modelos Pro y Pro Max –un gran angular, un ultra gran angular y un telefoto– eclipsan los esfuerzos realizados por Huawei y Samsung con los teléfonos P30 Pro y Galaxy Note 10+ en cuanto a ofrecer la cámara más revolucionaria del mercado y grabar en 4K. Para jactarse de ello, fueron presentados una serie de videos realizados con las tres versiones del iPhone 11 y lo visto rivaliza, sin exagerar, con cualquier producción de Netflix. Ah, por supuesto, hay que mencionar el chip A13 Bionic, el más poderoso que se haya insertado nunca en un teléfono inteligente, según Tim Cook.

Y eso es todo, aunque parezca poco. No más sorpresas porque no las hay. Pero lo visto parece bastante: Apple apunta a masificarse y recuperar el terreno perdido, así sea a costa de protagonizar algo parecido a una revolución del proletariado.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO