COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El mundo parece conspirar contra el gigante chino sumándose día a día nuevos países. Ahora es el turno de Italia quién prohibirá que Huawei Technologies y ZTE Corp. de China se involucren en el despliegue de la infraestructura 5G del país.

El gobierno italiano utilizaría los “poderes dorados” que le permiten rescindir los contratos ya firmados sin tener que pagar multas, cosa que también Alemania estaría evaluando.

Esta semana habíamos anunciado que Angela Merkel había resaltado durante su visita a Japón que era necesario entablar conversaciones con Beijing para “asegurarse de que la empresa no entrega todos los datos de uso al Estado chino, sino que hay salvaguardias suficientes”.

“Cuando trabajas en Alemania, el Estado chino no debería poder acceder a los datos de todos los productos”, agregó.

Huawei se enfrenta a un escrutinio internacional sobre sus vínculos con el gobierno chino y sospechas de que Beijing podría utilizar su tecnología para espiar a países extranjeros, lo que la empresa niega.

Sumado a esto Huawei enfrenta en territorio estadounidense una denuncia de una empresa de Illinois, Akhan Semiconductor, la cual desarrollo un producto que puede revolucionar la fabricación de celulares: el vidrio diamante, una microcapa de diamante sintético que cubre la pantalla del smartphone y la hace hasta seis veces más resistente que una convencional.

Adam Khan, el dueño de la compañía e inventor del producto, envió una pequeña muestra para su estudio a un laboratorio en San Diego, que es propiedad de Huawei Technologies Co.

Akhan apuntó contra la empresa china. “Huawei destruyó nuestro producto, lo trasladó hacia China sin autorización, le hizo todo tipo de pruebas, y lo devolvió en pedazos”.

En una demanda paralela, el estado de Washington apuntó contra la compañía y contra Skycom, su filial estadounidense, por robar secretos comerciales de la empresa de telecomunicaciones T-Mobile.

Mientras tanto, Dinamarca decidió expulsar a dos empleados del gigante chino de telecomunicaciones que halló en situación irregular, anunció la policía de Copenhague.

La semana pasada oficiales efectuaron un control de rutina de permisos de trabajo y residencia en los locales de Huawei. “En dos casos las autoridades constataron que los documentos no estaban en regla”, dijo una fuente policial. Estas personas, cuya identidad no fue revelada, deben abandonar el país, agregó la fuente.

Al mismo tiempo, los servicios de inteligencia noruegos alertaron contra Huawei, cuyos vínculos con el régimen de Beijing generan inquietudes en el ámbito de la seguridad. “Hay que estar atentos a Huawei, por el hecho de que la distancia es corta entre este actor comercial y el régimen chino”, declaró la jefa de inteligencia interior (PST), Benedicte Bjørnland, al presentar un informe de evaluación de riesgos para 2019.

“Un actor como Huawei será vulnerable a las influencias de su país de origen, mientras China tenga una ley (…) que obliga a las personas, entidades y empresas privadas a cooperar con China”, agregó.

En Noruega, los principales operadores de telecomunicaciones Telenor y Telia, ya equipados por Huawei para sus redes 4G, preparan el despliegue de la 5G.

Juicio a Meg Wanzhou

El tribunal canadiense determinó que el juicio de extradición a Estados Unidos de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, comience el 6 de marzo, durante una comparecencia de la ejecutiva china.

Durante la vista celebrada a Vancouver (Canadá), los abogados de Meng confirmaron que las autoridades estadounidenses han solicitado formalmente su extradición.

El ministro de Justicia canadiense, David Lametti, tiene que decidir en un plazo máximo de 30 días si la petición de Washington tiene méritos suficientes para que sea procesada por los tribunales canadienses.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO