COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

JPMorgan, la entidad bancaria más grande del mundo por capitalización bursátil, se está preparando para competir con un nuevo negocio de banca digital en España y otros países de la Unión Europea. El gigante estadounidense ha echado mano de su banco comercial Chase y ha llevado a cabo diversos trámites que le permiten lanzar al mercado una solución bancaria.

El proyecto empezaría en Reino Unido pero también es posible que sea más ambicioso e ir más allá del mercado británico: el grupo ha dado pasos encaminados a desplegar también un banco online en países como España y Francia, entre otros.

La sucursal española de JPMorgan, comandada por Ignacio de la Colina, ha dado de alta recientemente la dirección web de Chase Bank en España.

El banco, además, también ha registrado a inicios de esta semana varias marcas comerciales vinculadas a la filial de banca comercial del grupo: Chase, Chase Mobile y Chase App, así como el lema de la entidad, Saca más partido a lo que es tuyo (Make more of what’s yours).

Las gestiones para registrar las marcas y dominios web propios no solo se limitan a España, ya que movimientos del mismo tipo se han producido en países como Francia u Holanda. JPMorgan ha optado por no hacer comentarios.

Estrategia para diversificar

Aunque evitó aportar ningún detalle sobre sus planes en Reino Unido y otros países de la zona euro, Dimon aprovechó el Investor Day de JPMorgan para afirmar que, pese a que no le ve sentido a que un banco comercial estadounidense entre a competir en otros mercados extranjeros extendiendo redes de oficinas, considera que sí lo puede tener lanzar un negocio de banca exclusivamente digital.

Un ejecutivo del sector bancario español ve en este movimiento del gigante estadounidense una buena oportunidad para “diversificar y probar cosas nuevas”, a un coste bajo, en mercados potencialmente interesantes para JPMorgan. Otro alto cargo de la banca de inversión en España opina que la llegada al mercado europeo a través de soluciones innovadoras es una opción que están valorando todos los grandes bancos norteamericanos.

Iniciativas bancarias paneuropeas de este tipo impulsadas por parte de entidades de Estados Unidos entrarían a competir directamente con los proyectos de banca digital europeos.

Es el caso, por ejemplo, de Openbank, que el pasado septiembre empezó a operar en Alemania. Además, ultima el comienzo de su actividad en Portugal y Holanda. BNP Paribas, por su parte, espera lanzar en España su banco digital Nickel durante la primavera para después extenderlo a otros siete países en 2024.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO