COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(América Latina) La creciente gama de funciones de smartphones y tabletas hacen que la seguridad para estos dispositivos sea difícil de controlar. La mayoría de los actuales móviles que disponen de cámaras y sistemas GPS permiten rastrear nuestra localización, de manera sencilla, siendo aún más fácil el robo de información.

Según Kaspersky, una de las puertas abiertas para que un malware se introduzca en nuestro dispositivo es la carga de la de la batería. La utilización del puerto USB no solo permite cargarlo, sino que también introduce datos cuando está conectado a la PC.

También, otra entrada al móvil puede ser por medio de aplicaciones. Existen varios softwares que permiten activar la cámara del teléfono de manera remota, siendo una ventana de espía par aun cibercriminal. Asimismo, sucede con los programas maliciosos que utilizan los micrófonos y activan los GPS con localización del equipo.

Según el reciente informe, Evolución de Programas Maliciosos para Dispositivos Móviles, de Kaspersky, el índice de crecimiento de amenazas contra dispositivos aumentó en el 2012. Se pudieron detectar n total de 46,415 muestras únicas de malware para móviles, unos 40,000 muestras más que en el 2011. En cuanto al 2013, durante esta mitad del año ya se han superado las cifras.

"Tan solo en los primeros seis meses de este año, Kaspersky ha procesado 51,477 muestras únicas de virus para plataformas móviles lo que supera la cantidad total de todo el malware móvil del año pasado. Esta cifra es preocupante, pues todos los días los cibercriminales producen cerca de 290 nuevas diferentes muestras de malware exclusivamente para los dispositivos móviles”, mencionó Dmitry Bestuzhev, Director del Equipo de Investigación y Análisis en Kaspersky Lab para América Latina.

Según el ejecutivo la única manera de derribar esta ola de ataques, es contar con una solución de seguridad basada no en las firmas clásicas, sino en las heurísticas compatibles con los móviles. “Es importante recordar que los cibercriminales, al infectar los dispositivos móviles, no buscan solamente dinero como su motivación principal, sino también los datos personales de los usuarios y los accesos de control completo de los dispositivos que permiten espiar a los usuarios y causar daños mucho más graves que los que representan las pérdidas económicas", finalizó.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO