COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El funcionamiento de Prestadero, la plataforma fintech creada el año 2012 en México, está respaldado no sólo por el prestigio obtenido en siete años de operaciones que la han convertido en la empresa líder en préstamos entre personas, sino también por el aval del Fondo de Continuidad de la Asociación de Plataformas de Fondeo Colectivo (Afico), al cual Prestadero pertenece.

La acreditación que otorga la Afico, a la cual Prestadero posee desde el año 2014, asegura tanto a los inversionistas como a los solicitantes, que la empresa opera bajo los principios del código de ética de esta institución y que ha cumplido con todos los procesos de evaluación del programa de Acreditación de Plataformas de Financiamiento Colectivo.​

Ahora bien, el Fondo de Continuidad fue constituido en 2016 con aportaciones de las propias empresas, con la finalidad de ofrecer mayor seguridad a los prestamistas de las plataformas crowdfunding, así como en el caso de una eventual situación de insolvencia por parte de las mismas, hacer uso de los recursos con que cuenta para continuar con la recuperación de los créditos que fueron otorgados.

Dada la natural desconfianza que aún genera ser partícipe como prestamista en un sector que apenas se está consolidando en México, una pregunta recurrente de los mismos suele ser “¿qué sucedería si Prestadero dejará de operar?”. Aunque se trata de una posibilidad remota, Gerardo Obregón, Fundador y Director General de Prestadero.com, asegura: “Aunque el hecho de que Prestadero deje de operar es difícil que suceda, no significa que no debamos estar preparados. Por tal razón, la estructura interna, donde suceden las operaciones, está dispuesta de tal forma para que, en caso de insolvencia, podamos continuar con la cobranza de los créditos otorgados.”

En este sentido es importante señalar que las plataformas que participan en el Fondo de Continuidad y la Afico son responsables de analizar los casos de insolvencia y determinar si se tiene acceso a los recursos. Cada plataforma podrá hacer uso del Fondo sólo por la cantidad que haya aportado, lo que permitirá continuar con la cobranza de los créditos ya otorgados, no así con la generación de nuevos préstamos.

Infortunadamente, no todas las plataformas de crowdfunding de deuda de México participan en este fondo. Por lo que sólo los usuarios de las plataformas participantes, como Prestadero, gozan de esta capa de seguridad.

Desde su fundación, Prestadero ofrece a sus prestamistas rendimientos que van de 8.9 a 28.9 por ciento, los cuales son al mismo tiempo las tasas de interés que deben cubrir los solicitantes y que se sitúan muy por debajo de la media bancaria.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO