COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Los investigadores de Kaspersky Lab han visto que la cantidad de ataques que usan software malicioso móvil, prácticamente se duplicó en apenas un año. En 2018 hubo 116.5 millones de ataques, comparado con 66.4 millones en 2017, así como un aumento considerable de usuarios únicos afectados. A pesar de que fueron atacados más dispositivos, el número de archivos de malware ha disminuido, lo que ha llevado a los investigadores a concluir que la calidad del malware móvil se ha vuelto más impactante y precisa. Esto se dio a conocer en el informe “Evolución del malware móvil 2018” de la empresa.

A medida que el mundo aumenta la adopción de los dispositivos móviles, el papel de los teléfonos inteligentes en los procesos empresariales y en la vida cotidiana crece rápidamente. Para responder a esto, los ciberdelincuentes prestan más atención a la forma en que distribuyen el malware y los vectores de ataque que usan. Los canales por donde se entrega el malware a los usuarios y se infectan sus dispositivos son determinantes para el éxito de una campaña maliciosa, y se aprovechan de los usuarios que no tienen instaladas soluciones de seguridad en sus teléfonos.

El éxito de las estrategias para la distribución queda demostrado, no solamente por el aumento de los ataques, sino también por la cantidad de usuarios únicos que han encontrado malware. En 2018 esta cifra superó la del año anterior por 774,000, sumando 9,895,774 usuarios afectados. Entre las amenazas encontradas, el crecimiento más significativo se registró en el uso de Trojan-Droppers, cuya participación prácticamente se duplicó, pasando de 8.63% a 17.21%. Este tipo de malware se ha diseñado para burlar la protección del sistema y distribuir todo tipo de malware, desde los troyanos bancarios hasta el ransomware.

“En 2018, los usuarios de dispositivos móviles sufrieron lo que pudo haber sido la amenaza más violenta que se haya visto. Durante el año, observamos tanto nuevas técnicas para infectar los dispositivos móviles, como DNS hijacking, así como una mayor atención por emplear mejores estrategias de distribución, como spam a través de mensajes SMS. Esta tendencia demuestra la creciente necesidad de instalar soluciones de seguridad móviles en los teléfonos inteligentes para proteger a los usuarios contra los intentos de infectar sus dispositivos por cualquier fuente”, comentó Viсtor Chebyshev, Experto en Seguridad de Kaspersky Lab.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO