COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Mercedes-Benz, declaró que se encuentran muy interesados en la transición a vehículos híbridos y eléctricos, haciendo su mayor énfasis en el tema de la recarga eléctrica, la cual al parecer buscan que sea por medio de carga inductiva. Este tipo de carga se encuentra todavía en una fase temprana, ya que los costos y el sistema operativo es lo que más cuesta resolver.

BMW y Qualcomm están intentando también volverla una realidad, siendo su principal rival la eficiencia energética, ya que como el automóvil no se encuentra pegado a la base cargadora ubicada en el suelo, el sistema esta limitado a una transferencia de 3,6kW mientras que sus conectores tradicionales soportan cargas de hasta 11kW, una gran diferencia que se traduce en mayor costo y tiempo de espera para el usuario.

Mercedes-Benz comienza a dar sus primeros pasos en la transición de vehículos de combustión a eléctricos, presentando su nuevo Mercedes-Benz clase S 2018, el primer sedan se lujo híbrido que promete ofrecer hasta 50 kilómetros de autonomía totalmente eléctrico, el cual saldrá a la venta este año y será parte de la nueva gama de 10 vehículos híbridos tanto de recarga eléctrica como de 48V de la marca alemana.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO