COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La Casa Blanca expresó su preocupación por la nueva ley de seguridad cibernética de China durante una reunión con un funcionario chino tras la última ronda de conversaciones entre los dos países sobre ciberdelitos.

La asesora de Seguridad Nacional de Estados Unidos, Susan Rice, se reunió con el consejero de Estado chino, Guo Shengkun, para discutir la importancia de “adherirse plenamente” a un acuerdo anti-piratería firmado el año pasado entre China y Estados Unidos.

El acuerdo, negociado durante la visita estatal del presidente chino Xi Jinping a Washington en 2015, incluía la promesa de que ninguno de los dos países realizaría a sabiendas hacking por ventajas comerciales.

Rice dijo a Guo que Estados Unidos estaba preocupado “por los posibles impactos” de una ley que China adoptó en noviembre para combatir la piratería informática y el terrorismo.

Los críticos de la ley dicen que amenaza con cerrar empresas de tecnología extranjeras de varios sectores considerados “críticos”, e incluye requisitos polémicos para revisiones de seguridad y para que los datos se almacenen en servidores en China. También consideran que la ley aumentará las restricciones a Internet de China, ya sujetas al mecanismo de censura en línea más sofisticado del mundo, conocido fuera de China como el Gran Cortafuegos.

Rice se reunió con Guo después de que la tercera ronda de conversaciones de alto nivel sobre seguridad cibernética entre China y Estados Unidos se celebrara el miércoles pasado.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO