Fotografía: The White House TWITTER
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Donald Trump no sabe estar quieto ni en paz. Un día pelea con China e impone más aranceles a los productos de ese país; otro más, enfoca sus baterías hacia México y señala falta de esfuerzos en la lucha contra las drogas. Y, como si no fuese suficiente, torpedea a las grandes compañías del sector tecnológico a las que tiene en la mira desde hace varios meses. Esta vez mediante una iniciativa de ley, todavía en borrador, que pondría bajo severo escrutinio varias plataformas tecnológicas.

El documento “Protegiendo a los estadounidenses de la censura en línea”, del cual CNN Report habría obtenido una copia, otorgaría potestad a la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés), para vigilar la forma en que Facebook, Twitter, Instagram, Google, Snap y Pinterest, entre otras, manejan y monitorean sus redes sociales.

No sólo eso: la FCC también estaría en posición de desarrollar nuevos lineamientos que determinarían cuándo y cómo las empresas de social media filtran sus posts, videos y artículos a través de sus plataformas. Asimismo, la iniciativa contempla la participación de Comisión Federal de Comercio (FTC) para que tome en consideración las nuevas políticas a implementar cuando tengan lugar investigaciones o demandas en contra de las compañías tecnológicas.

La propuesta, a no dudarlo, lleva el sello de la Casa Blanca y su actual inquilino, quien en repetidas ocasiones se ha quejado de que Facebook, Twitter y Google, mayormente, censuran los contenidos que publican los partidarios de su administración y de su persona, cuando no sesgan la información a favor de sus contrincantes.

Sin más, el pasado mes de mayo la Casa Blanca puso a disposición del público una línea telefónica para denunciar acciones de censura en contra de los usuarios de las plataformas, poniendo énfasis en Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.

En un tweet publicado en la cuenta de la Casa Blanca el 15 de mayo, se leía lo siguiente: “La administración Trump está peleando por la libertad de expresión en Internet. No importan cuáles sean tus puntos de vista, si tienes sospechas de un sesgo político que te haya censurado o silenciado en línea, queremos saber al respecto”.

La iniciativa que de acuerdo al reporte de CNN se encuentra en revisión, estaría sustentada en alrededor de 15,000 quejas recibidas en la citada línea, la mayoría de la cuales aludirían actos de censura perpetrados por las mencionadas compañías, que suelen escudarse en el Acta de Decencia de las Comunicaciones, la cual forma parte de la Ley de Telecomunicaciones de 1996, que las exime de la responsabilidad de los posts, videos y artículos que fuesen subidos a la red por usuarios individuales o terceras partes.

En ese sentido, el proyecto de ley apuntaría a que la FCC retirase la inmunidad a las empresas de social media que remueven o limitan la diseminación de contenidos sin notificar primero a los usuarios o terceras partes de este hecho, así como si dicha decisión parece anticompetitiva o injusta.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO