COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Durante el año 2017 la comunidad científica se ha logrado, a nivel mundial, demostrarnos que son inmensamente necesarios para lograr los grandes cambios del planeta.

 

1.La colisión estelar que marcó una nueva era en la astronomía

El choque de dos estrellas de neutrones, detectado en agosto, abrió una nueva era de la astronomía. Por primera vez en la historia se combinaron en una misma observación ondas gravitacionales y electromagnéticas, en un esfuerzo internacional sin precedentes en el que participaron más de 3.000 científicos.

Los resultados de la observación demostraron la existencia de las kilonovas, un fenómeno predicho hace más de tres décadas, y aportaron nuevas respuestas sobre la naturaleza del propio Universo.

En futuro cercano se espera que la astronomía multi-mensajero, la combinación de señales gravitacionales y electromagnéticas, permita detectar nuevos fenómenos hasta ahora inobservables, como fusiones de sistemas binarios formados por un agujero negro y una estrella de neutrones, o supernovas de otras galaxias. Los astrónomos también auguran que el estudio del Universo mediante gravedad y electromagnetismo ayudará a desvelar nuevos misterios sobre su naturaleza –por ejemplo, sobre la esquiva energía oscura–.

Por abrir esta nueva ventana de observación al cosmos, los impulsores del proyecto LIGO fueron galardonados este año con el Premio Nobel de Física.

  1. La medicina personalizada, el futuro del tratamiento del cáncer

Este año la medicina personalizada ha cobrado relevancia en el tratamiento del cáncer. En septiembre, la Agencia de Alimentos y Fármacos (FDA) de Estados Unidos aprobó una innovadora terapia contra la leucemia que supone un cambio de paradigma en el tratamiento del cáncer, la terapia con células CAR-T.

Este tratamiento se basa en células del propio paciente, los llamados linfocitos T. El procedimiento consiste en extraer estas células de la sangre de los pacientes, modificarlos genéticamente en el laboratorio para que ataquen específicamente las células cancerosas de cada paciente y finalmente volvérselos a introducir para que luchen contra los tumores. A diferencia de otros tratamientos del cáncer, la nueva terapia se elabora de manera personalizada para cada paciente, y sólo requiere una única inyección de linfocitos cultivados en laboratorio.

Pocos meses después de dar luz verde a la terapia con células CAR-T, la FDA aprobó por primera vez un fármaco contra el cáncer en función de su acción a nivel molecular y no a partir de un tipo concreto de tumor, como había hecho hasta ahora. La acción de la FDA ha abierto la vía a autorizar terapias para cánceres minoritarios para los que no resulta rentable realizar grandes estudios y para los que no se desarrollan nuevos tratamientos. El fármaco aprobado se llama vemurafenib, y se ha autorizado para el tratamiento de la histiocitiosis, un raro cáncer que afecta a menos de mil personas en todo el mundo.

  1. Nuevos mundos más allá del sistema solar

Este año tres descubrimientos de exoplanetas han copado titulares en todo el mundo. En febrero se hizo público el descubrimiento de un sistema solar con siete planetas como la Tierra. Trappist-1 se encuentra a 40 años luz del nuestro sistema, y sus características lo convierten en un candidato adecuado para que los astrónomos estudien las atmósferas de sus planetas en busca de indicios de vida en un futuro cercano.

En noviembre, los astrónomos anunciaron el hallazgo de un nuevo exoplaneta prioritario para buscar vida, a tan sólo 11 años luz de la Tierra. Su nombre es Ross 128b, tiene un tamaño similar a nuestro planeta y es posible que contenga agua líquida y vida en su superficie. En la próxima década, su atmósfera se analizará en busca de indicios de vida con un enorme telescopio de 39 metros que se está construyendo en Chile.

Y este mismo mes la NASA proclamó que había identificado un octavo planeta orbitando alrededor de Kepler-90, una estrella similar al sol ubicada a 2.545 años luz de la Tierra, usando la inteligencia artificial de Google. Con la nueva incorporación, el Kepler-90 se convierte en el primer sistema solar en el que se han descubierto tantos planetas como en el nuestro.

 

  1. El origen de la especie humana, reescrito

Un equipo de paleoantropólogos descubrió en Marruecos los fósiles de los primeros Homo sapiens, de 315.000 años de antigüedad, pero con rostros iguales a los de los humanos modernos. Hasta entonces, los restos más antiguos descubiertos tenían 195.000 años. El nuevo hallazgo demostró que el linaje de los Homo sapiens ya había comenzado hace más de 300.000 años, 100.000 años antes que lo que proponía la hipótesis anterior.

  1. La inteligencia artificial ya aprende sin ayuda

Los algoritmos de inteligencia artificial ya son capaces de aprender por sí mismos, sin ayuda externa, y desde cero. Este año el programa AlphaGo Zero, creado por Deep Mind, aprendió de forma autodidacta y en sólo tres días lo que a la humanidad le ha costado miles de años. En un torneo de go contra su predecesor AlphaGo, que el año pasado derrotó al campeón mundial Lee Sedol, lo derrotó por cien a cero.

Se considera que el go es un juego extremadamente difícil de aprender para la inteligencia artificial, ya que requiere una visión estratégica y una intuición que van más allá de la potencia de cálculo y que nunca se ha sabido cómo programar. Mientras que AlphaGo, que en su día ya sorprendió a los expertos, aprendió a jugar basándose en partidas de jugadores expertos, su versión mejorada AlphaGo Zero ha aprendido jugando sólo contra sí mismo, y de una forma mucho más eficiente.

Más allá del go, esta tecnología de aprendizaje puede ser especialmente útil en áreas en las que no hay una base de conocimiento expertos humanos sobre la que construir programas de inteligencia artificial.

  1. Los primeros embriones modificados genéticamente con éxito

Utilizando la herramienta de edición genética CRISPR-Cas9, un equipo de científicos de Estados Unidos logró modificar genéticamente embriones humanos con éxito por primera vez. Los eliminaron una mutación de un gen causante de una enfermedad cardíaca congénita sin introducir errores en su genoma, a diferencia de intentos anteriores.

El logro abre la puerta a corregir otros muchos defectos congénitos antes del nacimiento. También a mejorar los resultados de los procesos de fertilización in vitro puesto que permitiría aumentar el número de embriones sanos obtenidos; e incluso a curar alguna de las miles de enfermedades que afectan a millones de personas en todo el planeta y que están producidas por mutaciones en un solo gen.

 

  1. Nuevos hitos de las tecnologías cuánticas

A mediados de año, científicos de China lograron transmitir por primera vez entre el espacio y la Tierra partículas vinculadas por la propiedad cuántica del entrelazamiento. El avance, además de confirmar el auge de China como nueva potencia tecnológica, ha sentado las bases para construir una nueva generación de satélites que utilicen señales imposibles de interceptar, así como para desarrollar un nuevo sector económico basado en las tecnologías cuánticas.

En noviembre, fue la computación cuántica la que alcanzó un nuevo récord: dos equipos estadounidenses desarrollaron dos simuladores cuánticos capaces de hacer operaciones con más de 50 partículas –o bits cuánticos– al mismo tiempo y de seguirles la pista a todas ellas en todo momento. El avance podría permitir en el futuro producir sistemas que resuelvan problemas inabordables para los ordenadores actuales sobre física cuántica o sobre la fabricación de nuevos materiales y fármacos

  1. El Gran Final de Cassini en Saturno

La nave Cassini, una misión conjunta de la NASA y la Agencia Espacial Europea (ESA), se estrelló en septiembre en la atmósfera de Saturno, después de trece años explorando el gigante gaseoso y sus lunas. Los científicos decidieron poner fin a la nave de este modo porque se estaba quedando sin combustible, y una colisión descontrolada podría haber puesto en riesgo sus lunas, algunas de las cuales podrían albergar vida, según permitió descubrir la propia sonda.

El Gran Final de Cassini, el nombre que recibió su última misión, le permitió acercarse como nunca a los anillos y la atmósfera de Saturno y enviar datos de alto valor científico, hasta el último segundo antes de desintegrarse. Los expertos todavía están analizándolos para aprender más sobre el planeta.

  1. El mundo se moviliza para defender la ciencia

El pasado 22 de abril más de un millón de personas se movilizaron en lo que fue la protesta más multitudinaria de la historia en reivindicación de la ciencia. La Marcha por la Ciencia nació en EE.UU. en respuesta a las políticas de la administración de Donald Trump para reivindicar la importancia de la investigación científica para la sociedad, pero en pocos meses se extendió por todo el planeta hasta materializarse en más de 600 marchas en 66 países de todos los continentes. La comunidad científica ha aprovechado el impulso para organizarse en iniciativas de activismo científico que todavía continúan.

  1. El niño que cambió de piel gracias a las células madre y la terapia génica

En noviembre se hizo público que un niño alemán de siete años de Alemania que había perdido el 80% de su epidermis por una enfermedad genética se había salvado después de haber recibido una nueva piel cultivada en laboratorio. El tratamiento combinó por primera vez la tecnología de las células madre para regenerar un tejido sólido con la tecnología de la edición genética para corregir el defecto que causa la enfermedad. El niño sufría la enfermedad de la piel de cristal, que suele ser mortal en los primeros años de vida, pero casi dos años después hace vida normal, va a la escuela, juga a fútbol y su piel se cura de las heridas sin problemas.

Fuente: La Vanguardia

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY