COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El precio del bitcoin ha dejado atrás el turbulento mes de marzo con el que rubricó un primer semestre de pérdidas del 10% para mostrarse firme en abril. Los alcistas de la más operada de las monedas virtuales ya se frotan las manos de cara a las próximas semanas y enumeran las razones por las que es un buen momento para volver a apostar por la creación de Satoshi Nakamoto, que esperan que cotice en 10.000 dólares antes de la gran cita de mayo cuando se reducirá a la mitad el número de nuevos bitcoins.

Microsoft presenta una patente para realizar minería de criptomonedas

Bitcoin puede beneficiarse de las medidas económicas de los gobiernos a causa del COVID-19

Finnovating: El 71% de los proyectos anunciados sobre Blockchain están en fase de desarrollo

Esta sigue siendo la principal causa que hace prever un alza en los precios. En 2012, el número de nuevos bitcoins emitidos cada 10 minutos cayó de 50 a 25. En 2016, bajó de 25 a 12,5. Ahora, en mayo, caerá de 12,5 a 6,25. “La historia nos enseña que generalmente hay un aumento considerable de los precios del bitcoin como resultado de la reducción de la mitad debido a la oferta dramáticamente más baja y a la demanda constante”, recuerda Nigel Green, CEO de deVere Group. “No hay razón para creer que la reducción a la mitad de 2020 será diferente”, asevera.

El llamado ‘halving’, o lo que es lo mismo: el recorte del 50% en la emisión de nuevas monedas criptográficas por cada bloque minado, es el principal acicate de las compras por la inequívoca ley del mercado de que la menor oferta hace subir la demanda y, por ende, revaloriza el activo. Pero aparte de este motivo, los expertos afirman que se dan otras circunstancias que bombearán la entrada de capitales al mercado de las ‘criptos’.

Green argumenta que hay otros potenciales motores para el valor de las ‘criptos’ . Para empezar, “estamos avanzando hacia una era de tasas de interés cero“, señala. “Esto reduce el incentivo de mantener moneda fiduciaria en nuestras carteras. Además, los recortes de tasas generalmente conducen a una mayor inflación, lo que reduce el poder adquisitivo de las monedas tradicionales”.

“Por lo tanto, Bitcoin y otras criptomonedas descentralizadas se vuelven más atractivas y lo que provocará un ajuste al alza en los precios”, asegura el también fundador de la consultora de soluciones financieras. También cree Green que la actual pandemia de coronavirus jugará un papel importante en el apoyo al bitcoin. “En este momento de turbulencia económica, existe un creciente consenso de que el bitcoin por fin se está convirtiendo en un activo refugio”.

“Su rol como ‘oro digital’ se consolidará en el corto plazo”, aventura y rememora que Nakamoto creó su moneda digital en la crisis financiera de 2008-2009, en un momento en que la ira y la desilusión global hacia las instituciones financieras tradicionales se disparó. Por lo tanto, “se puede esperar que esta recesión financiera también aliente a las personas a comprar criptomonedas y desarrollar negocios orientados a este sector”.

Green prosigue: “Combinado esto con el hecho de que el bitcoin y otras criptomonedas son digitales y globales, y el mundo se está digitalizando y globalizando cada vez más; que las tendencias demográficas están de su lado; y que los inversores institucionales, los bancos centrales y las grandes corporaciones se están mostrando cada vez más abiertos, la trayectoria a largo plazo es inevitablemente ascendente ”.

Algunos analistas, con todo, llaman a la cautela y piden esperar a que el precio salte por encima de los 8.000 dólares para confirmar que el rebote actual (más del 12% la semana pasada) es el inicio de una nueva tendencia y que la anterior oleada de ventas ha encontrado su suelo en los mínimos del mes pasado. Para Naeem Aslam, analista de Avatrade, la clave está en el gráfico semanal. “El precio ha subido por encima de la media móvil de 200 semanas y ha ganado la batalla a la de 100 semanas”, explica, y añade: “Los alcistas pueden relajarse porque mientras el precio se mantenga por encima de estos promedios, el objetivo de 10.000 dólares entra en juego”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO