Edgar Matamoros, IT Services Solutions Manager en RICOH Latin America.
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por: Edgar Matamoros, IT Services Solutions Manager en RICOH Latin America

Un 88% de las compañías que se incluían en la lista Fortune 500 en 1955 no existen o se encuentran fuera del ranking. En esta revolución digital y consumerización de la tecnología, ahora más que nunca, en el mundo de los negocios, la capacidad de adaptarse es determinante para la supervivencia. La realidad es que la industria 4.0 o también llamada “cuarta revolución industrial” está irrumpiendo con gran fuerza.

El nuevo paradigma implica el uso de la nube, Big Data, simulación, modelaje predictivo, robots autónomos, reconocimiento de lenguaje e Internet de las cosas para crear procesos automatizados, rápidos y altamente personalizables según la visión de futuro de cada organización. También se trata de tecnología para el nuevo mundo del trabajo, y tiene ramificaciones que se extienden a través de negocios en todos los sectores y mercados.

El incremento de la digitalización ha causado grandes cambios también en los alcances, comportamientos y expectativas en la experiencia por parte de las empresas, colaboradores clientes y usuarios en general. La convergencia digital nos ha empoderado de una forma que no tiene precedentes en la historia empresarial.

Hace algunos años era difícil pensar en llegar a mercados lejanos a nuestro territorio, o que nuestro producto o servicio tuviera un costo dinámico de acuerdo a la demanda que en ese instante está teniendo; como cliente adquirir y evaluar un producto o servicio, recibir una factura electrónica, retroalimentar y calificar la reputación de un proveedor o fabricante son actualmente tareas ejecutadas a través de algunos clics en nuestro teléfono celular, en cuestión de pocos minutos. Esta nueva realidad provoca también nuevas necesidades en la forma de hacer negocios: más dinamismo y agilidad. Para lograrlo, los procesos y tecnologías asociadas deben estar acorde a estas demandas.

¿Cómo maximizar esta nueva realidad digital en tu negocio?

Primeramente, en RICOH aconsejamos empezar con una evaluación integral del negocio con la finalidad de identificar las áreas donde se puede aplicar una estrategia de gestión del cambio para mejorar el desempeño organizacional, por medio de la creación de una experiencia única para el negocio, colaboradores y los clientes.

Análisis de oportunidad: Son los primeros pasos del proceso evaluativo en el cual se documentan datos y toda la información necesaria para un proceso de diagnóstico. La información inicial es sometida a un análisis que utiliza metodologías y herramientas reconocidas en el mercado para generar recomendaciones concisas de cambios procesuales o tecnológicos. El resultado final debe ser un reporte detallado de cómo se podrá impactar positivamente en el rendimiento de la cadena de procesos haciendo uso de nuevas herramientas y alternativas.

Empoderar los espacios de trabajo digitales: Parte del diagnóstico analítico se debe concentrar en entender cuan “digital” se encuentran actualmente los procesos en el ambiente laboral, de qué manera se pueden optimizar y cómo pueden éstos sumar a la generación de información importante para la toma de decisiones. El plan de transformación incluye la digitalización del ambiente de trabajo, movilidad empresarial, integración de nuevas fuentes de datos, seguridad en el manejo de la información, mitigación de riesgos, plan de contingencia en caso de desastres y gobernanza del modelo de negocios.

Estrategias para los negocios digitales: El éxito de cualquier compañía está centrado en lograr una óptima ejecución de la correcta estrategia de negocios. Hacerlo de manera digital es actualmente fundamental para entender y atender a las exigencias de cualquier mercado. En RICOH Business Consulting tenemos la experiencia para el asesoramiento y sobre todo el acompañamiento en la formulación y lanzamiento de una estrategia digital bajo medida para las necesidades de cualquier negocio.

Transformación Digital: Como último paso del proceso transformativo, los servicios y soluciones tecnológicas se deben enfocar en apoyar a los líderes de Nivel C de la organización en el desarrollo y conversión de sus estrategias específicas hacia procesos completamente digitales considerando toda la información útil y ahora a la mano. A partir de este punto, se empiezan a avanzar hacia experiencias excepcionales para los colaboradores y clientes, de manera que se impulsa un crecimiento sostenible del negocio a través de las plataformas digitales.

En conclusión, el dinamismo de los nuevos modelos de negocio, el cambio en las necesidades y expectativas de los clientes y las tecnologías disruptivas no permiten flujos de trabajo ineficientes que generen pérdidas de tiempo y dinero. El objetivo de RICOH Business Consulting, es ayudar a cualquier negocio para que proporcione experiencias únicas a sus propios clientes a través de una fundación tecnológica que mejora los procesos internos, posibilitándoles su propia hoja de ruta en la transformación digital. El resultado final esperado es una compañía con procesos más eficientes, mayores ahorros y mejor resultado operativo. Una compañía acorde a la nueva realidad de la industria 4.0.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO