COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

GoCardless, la fintech especializada en gestionar la domiciliación de recibos de empresas, abrirá oficina en España en los próximos meses, dentro de un plan de expansión que llevará al grupo a crecer internacionalmente en mercados como Estados Unidos y Australia. La firma, que da servicio a más de 30.000 clientes en todo el mundo, cuenta con oficinas en París, Munich y Melburne, además de Londres.

El grupo todavía no tiene decidido si la nueva oficina se abrirá en Madrid o Barcelona, pero sí que tiene claro que la decisión va a tomarse en las próximas semanas y que el equipo estará formado por cinco personas, con experiencia en tecnología y ventas. “España es uno de los países donde más hemos crecido sin tener presencia física”, indica Hiroki Takeuchi, cofundador de la empresa, en una entrevista celebrada en las oficinas del grupo en Londres.

GoCardless ya trabaja con cerca de 400 empresas españolas, muchas de ellas en el sector de la energía y las telecomunicaciones. “Tener allí un equipo nos permitirá una mejor relación con nuestros clientes”, asegura el directivo. Sus perspectivas son positivas. “España es un mercado bastante similar al de Reino Unido, con empresarios con una mentalidad muy abierta a probar nuevas tecnologías”, indica.

SUPERACIÓN

GoCardless se ha convertido en poco tiempo en uno de los grupos tecnológicos más reconocidos de Reino Unido por dos motivos. Por un lado, el proyecto tiene el respaldo de grandes inversores que el mes pasado cerraron una ronda de financiación de 75 millones de dólares (66,3 millones de euros) cuyo principal objetivo es acometer una fuerte expansión internacional. Entre sus accionistas se encuentran GV, Adam Street Partners, Salesforce Ventures y Accel Partners.

Actualmente facilita la gestión de pagos domiciliados a más de 400 empresas españolas

La segunda razón es la historia de superación de Takeuchi, quien en septiembre de 2016 sufrió un accidente de bicicleta en las calles de Londres que le ha dejado en una silla de ruedas. Tras cuatro meses de intensa rehabilitación, Takeuchi volvió a la empresa dispuesto a acelerar su crecimiento. “El accidente me permitió ver las cosas con perspectiva, y me di cuenta de que había que avanzar más rápido. Me di cuenta de que la vida puede ser muy corta”, explica el directivo.

GoCardless nació en 2011 cuando Takeuchi y Matt Robinson, ambos procedentes de la consultura Mckinsey, decidieron crear la empresa. Al dúo se unió Tom Blomfield, actual consejero delegado de Monzo -uno de los bancos digitales con mayor crecimiento en Reino Unido-, quien se disponía a trabajar en Mckinsey. Blomfield nunca llegó a unirse a la firma porque decidió apostar por GoCardless. De los tres fundadores, solo Takeuchi permanece en la compañía.

En un mundo donde los nuevos bancos digitales y las aplicaciones para móviles siguen copando los titulares, GoCardless es una empresa menos mediática. Lo suyo es un negocio enfocado a empresas (B2B), que permite gestionar los pagos que reciben mediante domiciliaciones bancarias y suscripciones. Compañías como Virgin o The Guardian son clientes suyos en Reino Unido.

“Nos dimos cuenta de que las empresas invierten mucho tiempo y energía en recolectar pagos que reciben de forma recurrente, y pensamos en crear un mecanismo que facilitara esta tarea”, dice Takeuchi. Los ingresos de GoCardless llegan de cobrar un 1% del importe de cada transcación a sus clientes. La idea no es rebajar esta comisión, sino mejorar la tecnología. “Nuestros clientes dicen que somos baratos”, asegura.

Fuente: Expansión

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO