COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La organización sectorial GSMA ha advertido de que el despliegue de la 5G podría peligrar si las operadoras no disponen a su debido tiempo del espectro necesario, y exhorta a los gobiernos a brindar un fuerte apoyo a las necesidades del sector durante el próximo año.
La GSMA subraya en una declaración la creciente necesidad de que los gobiernos, organismos reguladores e industria trabajen juntos para ofrecer una cobertura amplia de la nueva tecnología, porque la carrera por el lanzamiento de servicios 5G se está intensificando y falta un año para la World Radiocommunication Conference 2019 (WRC-19).
Los congresos WRC, celebrados cada 3-4 años, son una ocasión para estudiar y, en su caso, revisar las regulaciones que rigen el espectro en todo el mundo. El próximo se celebrará en octubre de 2019 en Sharm El Sheikh (Egipto) y hará un especial hincapié en las frecuencias adecuadas para 5G, porque muchos países principales se disponen a lanzar la tecnología durante los dos próximos años.

Enfoques clave

En su informe GSMA Public Policy Position on 5G Spectrum, la GSMA destaca varias consideraciones clave para gobiernos y organismos reguladores, entre las que se halla la necesidad de bandas de frecuencia más amplias adecuadas a velocidades más altas y volúmenes de tráfico más elevados, y de que el espectro 5G cubra tres franjas de frecuencias clave para ofrecer cobertura amplia y soporte para todos los casos de uso.
A propósito del primer punto, la GSMA afirma que los organismos reguladores que ofrezcan entre 80 y 100 MHz de espectro por operadora en las mejores bandas medias 5G (por ejemplo, 3,5 GHz) y en torno a 1 GHz por operadora en bandas mmWave “brindarán su apoyo a los servicios 5G más rápidos”.
La GSMA explica que el espectro por debajo de 1 GHz debería usarse en servicios rurales, urbanos, suburbanos y de Internet de las Cosas para ampliar la cobertura de banda ancha móvil 5G de alta velocidad, mientras que el espectro entre 1 y 6 GHz ofrecerá una buena mezcla de cobertura y capacidad para 5G. El espectro por encima de los 6 GHz puede usarse en servicios tales como la banda ancha de alta velocidad.
En la WRC-19, la GSMA ha subrayado que es esencial que los gobiernos respalden las bandas de 26 GHz, 40 GHz (entre 37 y 43,5 GHz), y de 66 a 71 GHz con un volumen suficiente de espectro 5G armonizado, “necesario para habilitar las velocidades 5G más elevadas, dispositivos de bajo coste e itinerancia internacional, y minimizar las interferencias transfronterizas”.

Inflación en los precios del espectro

Para terminar, los gobiernos deberían evitar que los precios de espectro 5G se disparen, y no reservar dicho espectro para sectores verticales en bandas clave en las que –según la Asociación– serían preferibles opciones tales como el arrendamiento “cuando las industrias verticales requieran acceso al espectro”.
Brett Tarnutzer, director de espectro de la GSMA, afirma que las operadoras padecen una necesidad urgente de disponer de más espectro, y que el futuro de la 5G estará muy ligado a las decisiones que los gobiernos “adopten en el próximo año a medida que se acerque la WRC-19”.
“Existe una oportunidad efectiva de innovar a partir de la 5G, pero dependerá de que los gobiernos ofrezcan suficiente espectro y no maximicen los ingresos provenientes de las licitaciones con el fin de lograr beneficios a corto plazo.”

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO