COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

(Internacional) El mundo de la tecnología se encuentra de duelo: Tras varios años de luchar contra un cáncer de páncreas, ayer falleció Steve Jobs, no solo el cofundador del imperio que hoy es Apple sino un hombre visionario e innovador que marcó tendencias en el mercado con productos como Macintosh, el iPod, el iPhone y el iPad.

Ya las señales que se dieron durante los últimos tiempos marcaban que su enfermedad estaba más avanzada. Una fue la decisión que adoptó a fines de agosto de dejar la dirección de la compañía. Y otra la reciente presentación de los nuevos dispositivos de la empresa, incluyendo el iPhone 4S, en la que Jobs no estuvo presente.

Si bien durante los últimos años no estaba haciendo muchas presentaciones públicas, siempre participaba de estos eventos de Apple en donde hacían los grandes lanzamientos. Pero esta vez no fue así.

La compañía anunció ayer su muerte con un comunicado en la página en donde resaltaban algunas de las características que lo convirtieron en un revolucionario del mundo tecnológico: “Apple ha perdido a un visionario y genio creativo, y el mundo ha perdido a un ser humano maravilloso… hemos perdido un gran amigo, mentor e inspirador. Steve ha dejado una compañía que sólo él podía crear, pero su espíritu siempre vivirá en Apple”, señalan. Además de dar una dirección de correo electrónico a la que los internautas pueden enviar sus condolencias y su opinión sobre Jobs (rememberingsteve@apple.com).

Mientras todos siguen conmovidos por la noticia, las acciones de Apple cayeron casi 1% este jueves antes de la apertura del mercado a 375.24 dólares. Aunque los inversionistas ya estaban preparados para un Apple sin Jobs y muchos de los inversores de largo plazo de los títulos en la firma, que se han beneficiado con su meteórico ascenso, creen que la empresa tiene personas talentosas que podrán continuar el legado del ícono de Silicon Valley.
 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO