COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ante el crecimiento exponencial del uso del internet y de la necesidad actual de mantenernos conectados en tiempo real, teniendo la información de manera instantánea, las empresas han optado por adaptar sus infraestructuras a este modelo, pues la demanda de inmediatez, capacidad y calidad de los datos es ya un requisito para ofrecer un servicio que satisfaga las necesidades de sus clientes.

Por ejemplo, la mayoría de las instituciones financieras ofrecen el servicio de notificar a sus clientes a través de sus dispositivos móviles los movimientos de sus cuentas en tiempo real, de esta manera, cada usuario puede saber si le hicieron el cargo correcto o no.  Con ello, a los clientes se les ofrece la certeza de que cuentan con el respaldo de su banco, si se llegara a presentar algún imprevisto o un cargo incorrecto, actuando en ese instante, al tener la posibilidad de realizar la aclaración correspondiente y evitar un fraude; con tal efecto, la institución se gana la confianza y, por ende, la credibilidad del cliente.

KPMG publicó al respecto que 27 de 30 instituciones bancarias se encuentran actualmente en proceso o están cercanas a iniciar cambios o actualizaciones de fondo, en sus sistemas informáticos. Lo anterior afirma que se está buscando ofrecer mayor calidad y mejor servicio a los usuarios, en éste y otros sectores.

A finales de abril, la Asociación Mexicana de Internet (AMPICI) realizó una actualización para 2015 del Estudio de Hábitos de los Usuarios de Internet en México, la cual puntualiza que:

  • Al finalizar 2014, la población conectada a Internet en México alcanzó 51 por ciento de penetración sobre el universo de personas potencialmente usuarias (mayores de 6 años).
  • La cifra absoluta llegó a 53.9 millones de usuarios, con un crecimiento de 5.3 por ciento contra las cifras del estudio anterior. Otro dato relevante indica que continúa incrementando el tiempo de exposición a Internet, con un promedio de 6 horas y 11 minutos diariamente, 24 minutos más que las 5 horas 36 minutos del año pasado. Se dice que este aumento está ampliamente impulsado por el uso de las redes sociales.
  • En cuanto a los lugares en donde los usuarios se conectan, 84 por ciento lo hace desde el hogar y 42 por ciento desde el trabajo; y los dispositivos que más utilizan son: la computadora portátil y el segmento de los smartphones, el cual creció de 49 por ciento a 58 por ciento, desplazando a la computadora de escritorio hasta un tercer lugar (54 por ciento).
  • El mismo reveló que para el 82 por ciento de los usuarios, su teléfono inteligente es de suma importancia, contra sólo un 17 por ciento que le atribuye poca trascendencia. 87 por ciento de los usuarios de un smartphone navega por internet, 79 por ciento hace búsquedas de información y 77 por ciento recibe y envía correos electrónicos.
  • En proporciones cercanas al 50 por ciento, revisan archivos, leen noticias y descargan material multimedia (música, fotos, videos), y 82 por ciento de los internautas ha descargado e instalado aplicaciones en su teléfono inteligente.

Estos datos ponen de manifiesto que el uso de los dispositivos móviles va en un acelerado crecimiento, por ello, además de éstos, todos los objetos que nos rodean necesitan estar conectados y ser capaces de recoger la información, procesarla y compartirla, lo cual, no sería posible sin una Infraestructura que funja como habilitador y sea algo parecido a una autopista adecuada por la que corre a toda velocidad, este fenómeno llamado transmisión de datos en tiempo real.

Pensemos que tenemos un auto deportivo de Fórmula Uno, con una consola aerodinámica que tiene 200 caballos de potencia y con un diseño imponente, ¿qué pasaría si no existiera la pista adecuada para correrlo? Todas las bondades que tiene el auto, prácticamente no servirían para nada, una pista de carreras en malas condiciones o que fuese susceptible a un clima extremo, evitaría que el auto demuestre su máxima capacidad.  Lo mismo sucede con los datos, si no se cuenta con una Infraestructura adecuada que respalde el tráfico de información y demás retos, tales como la administración térmica, alta densidad, migración, entre otras características; simplemente no se tendría visibilidad en tiempo real, la información llegaría retrasada, si el sistema se cae, por ejemplo, se perderían ventas; en resumen, no se cumpliría con los requerimientos actuales que el mercado per se demanda.  De ahí el gran reto que implica tener una Infraestructura que mantenga a un mundo conectado como el que vivimos hoy.

Panduit desarrolla soluciones innovadoras que soportan la habilitación de todos los dispositivos que facilitan la movilidad, ofreciendo así hacer frente a las necesidades de un mundo conectado en el que la convergencia juega un papel primordial, y en el que el Centro de Datos requerirá gestionarse bajo un enfoque holístico que ayude a las organizaciones a optimizar los sistemas críticos para su negocio, siendo una de sus cualidades, reducir los costos de operación, desde los requerimientos de la planta de manufactura, la red en el edificio y el propio centro de datos, por supuesto.

Según Gabriela Meraz, Directora de Marketing para Latinoamérica de Panduit, “la trascendencia de construir una Infraestructura segura y ágil, al mismo tiempo que sea inteligente para ofrecer simplicidad, agregar valor, ser escalable, reducir costos de operación y que proporcione el ancho de banda necesario para reducir al máximo las interrupciones o fallas en la red, a la vez que reduzcan el costo total de propiedad; es uno de los objetivos que persigue la relevancia de la Infraestructura para un mundo conectado”.

Y continúa: “Por ello, el enfoque de un CIO, Director de TI o un Gerente de Planta, debe proponer una Infraestructura que permita flexibilidad y escalabilidad en una organización, además de ser capaz de hacer frente a los cambios y desafíos del mundo real de una manera rápida y eficiente”.

La propuesta de Panduit, acerca de una Infraestructura para un Mundo Conectado, destaca:

  • Integrar las operaciones de los diferentes sistemas para hacer más eficiente la gestión de la Infraestructura así como de  la energía, el espacio y la gestión térmica que impactan notablemente en el Opex (gastos de operación).
  • Mejorar la eficiencia energética y reducir costos del ciclo de vida enfocada en la sostenibilidad.
  • Promover una mejor comunicación entre el personal de las áreas independientes, consolidar una relación simbiótica que haga más fácil la comunicación.

Estas soluciones se centran en el principio de la sencilla interoperabilidad de los sistemas críticos específicos a las áreas individuales de la empresa, como Centros de Datos, sistemas de edificios, el área de manufactura, entre otros. Como la interoperabilidad los vuelve más establecidos y sofisticados con el tiempo, éstas soluciones se expandirán para abordar la convergencia a través de múltiples áreas, con ello, poco a poco se conseguirá una Infraestructura ideal para un Mundo Conectado que dará beneficios sustanciales a los interesados en todas las áreas de la empresa.

Meraz destaca que estas soluciones de Infraestructura reducen riesgos y hacen eficiente la productividad junto con una disminución sustancial en los costos operativos. El grado de unificación a través de la Infraestructura puede definirse en tres niveles: Alinear, Converger y Optimizar, lo cual indica el grado de integración de los cinco sistemas críticos (comunicación, sistemas, control, poder y seguridad) a través de las áreas de la empresa.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO