COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En los últimos 5 años, la inversión en Inteligencia Artificial (IA) ha crecido en más de un 400%. Esto se debe a que el avance de la tecnología ha permitido el desarrollo de una nueva ola de soluciones que buscan ahorrar tiempo y energía humana en las mismas, centrándose en el usuario y sus necesidades.

Es el caso de los electrodomésticos Smart, cuyas innovaciones están basadas en la intuición humana y en la IA para crear hogares inteligentes. La IA utiliza el aprendizaje adaptativo, también conocido como deep learning, para administrar mejor los aparatos. De esta forma, “aprende” a sus usuarios, sus costumbres y requerimientos para ofrecerles procesos personalizados y eficientes.

Un ejemplo es el ecosistema Smart de la compañía surcoreana LG Electronics, llamado ThinQ. Estos dispositivos cuentan con la capacidad de utilizar el aprendizaje profundo y comunicarse entre sí, utilizando una variedad de tecnologías.

De esta forma, LG ha incorporado la IA a sus televisores, ofreciendo a los usuarios hablar directamente en el control remoto para disfrutar de todas las características convenientes de la tecnología avanzada de asistentes de voz.

Los televisores con ThinQ también funcionan como centros hogareños inteligentes, ofreciendo acceso a otros productos inteligentes para el hogar, como aspiradoras robóticas, aires acondicionados, purificadores de aire, luces inteligentes, altavoces inteligentes y muchos otros dispositivos que se pueden conectar al televisor a través de Wi-Fi o Bluetooth.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO