COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Rappi está gastando mucho en una expansión relámpago en América Latina. Está cargando silenciosamente la potencia de su arma secreta: los datos.

La compañía, cuyas mochilas naranjas de mensajería se han convertido en familiares en lugares como São Paulo, Bogotá y Ciudad de México, aún no ha obtenido un centavo de ganancias después de cinco años.

Sin embargo, tres ejecutivos dijeron a Reuters que, detrás de escena, Rappi estaba recopilando datos de consumidores y ventas codiciados por marcas de consumo que van desde el grupo de alimentos Nestlé hasta el fabricante de cerveza Anheuser-Busch InBev, así como restaurantes, supermercados y tiendas.

La rápida expansión de la compañía, no obstante, podría ser una estrategia de alto riesgo, y se basa en mantener el flujo de efectivo de los inversores hasta que se materialicen las ganancias.

“Parte de la visión de Rappi es construir un ecosistema”, dijo a Reuters Mejía, de 35 años y cofundador de la compañía, en una entrevista. “Es mucho más que una empresa de entregas”.

La startup, valorada en unos US$3.500 millones y respaldada por SoftBank de Japón, se ha extendido por nueve países desde 2015.

Cada transacción genera datos sobre los compradores, como dónde viven, qué quieren y cuándo lo necesitan. Rappi busca atraer a una mayor cantidad de personas a la aplicación, un esfuerzo que enriquecería aún más sus datos.

Rappi no entrega datos de clientes individuales a vendedores, sino que analiza las tendencias de ventas, dijo Mejía.

La firma planea ingresar a más ciudades de América Latina que tengan al menos 500.000 habitantes, mientras trabaja para agregar nuevos servicios de banca digital, agregó el colombiano Mejía. La startup aún no se ha expandido con fuerza en Centroamérica.

Enfrenta una dura competencia en las entregas en América Latina de parte de actores globales como Uber y Didi Chuxing, así como de una gran cantidad de aplicaciones locales como iFood y Cornershop.

Rappi tiene un promedio de más de 10 millones de usuarios activos mensualmente, según la firma de investigación Apptopia, y dice que proporciona entregas para casi 100.000 empresas.

SoftBank invirtió cerca de US$1.000 millones en Rappi en abril, convirtiendo a la aplicación en su mayor apuesta en América Latina.

Hay presión sobre el inversor japonés para que Rappi sea un éxito tras las fuertes pérdidas en dos de sus otras grandes inversiones, WeWork y Uber.

Nestlé atribuyó a los datos de Rappi el análisis realizado sobre hábitos de compra, que van desde comestibles y farmacias hasta restaurantes.

“Rappi no tiene otra posibilidad más que seguir creciendo. Nosotros estamos viendo a Rappi como un vehículo que va a seguir ayudando al desarrollo de e-commerce en México en la parte de groceries”, dijo Luis Macin, vicepresidente de eCommerce en Nestlé México.

Cuando se le preguntó qué tan pronto Rappi obtendría ganancias, Mejía dijo que su prioridad es crecer rápidamente y que los inversores están de acuerdo con el plan.

“Quiero llegar a tantos consumidores como sea posible”, destacó. “Prefiero invertir en eso que centrarme en objetivos a corto plazo o rentabilidad a corto plazo”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO