COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

El mundo había avanzado hacia el lado del compartir, del entrega puerta a puerta, pero la pandemia nos obliga a estar cerrados, aislados sin contactos social. Esto viene a cambiar varios de los hábitos que empezábamos a tener casi como una costumbre y que en ciertos casos marcaban una evolución.

Inteligencia artificial en tiempos de coronavirus

¿Y ahora qué?

Compartir el automóvil, no los virus, ¿es eso posible?

El carsharing tiene sus límites en la pandemia del coronavirus. ¿Cómo se puede mantener la movilidad compartida sin correr el riesgo de infección? Los proveedores reaccionan a medias y sufren la crisis ellos mismos.

Alrededor de 2,3 millones de personas están registradas en compañías de autos compartidos en Alemania. Para evitar que los autos compartidos se conviertan en transportadores de virus, varias compañías han tomado medidas para evitar la propagación del virus.

“Tomamos medidas de precaución con respecto a la higiene de nuestra flota debido al coronavirus”, dice el proveedor de autos compartidos Share Now. Con alrededor de 7200 automóviles, la fusión de Car2Go (Daimler) y DriveNow (BMW) representa la mayor flota de vehículos en uso compartido de automóviles sin estación (flotación libre).

Sin embargo, Share Now no pudo cuantificar exactamente con qué frecuencia se desinfectan los vehículos. Según la Asociación Federal de Carsharing, la limpieza básica de compartir vehículos se realizó originalmente una vez por semana, antes de que comenzara la pandemia.

“La limpieza después de cada uso no está prevista y tampoco es posible”, dijo la miembro de la junta de Stadtmobil, Miriam Caroli. Si hubiera un caso de Corona en relación con uno de los vehículos, “lo eliminaremos inmediatamente del tráfico y realizaremos una limpieza exhaustiva”, dice el sitio web del proveedor.

“Hemos recomendado no detener los servicios en este momento. Mientras no haya toques de queda generales, las ofertas de uso compartido de automóviles deben permanecer tan disponibles como los automóviles privados para los propietarios de automóviles”, dice Nehrke.

Leer más: Coronavirus minuto a minuto: El virus que desnuda la debilidad de un imperio

Amazon ya no te entregará la compra en mano

Copiando al sistema de repartos existente en Estados Unidos, Amazon Prime Now dejará, a partir del 20 de marzo, de entregar la compra en mano en España y de tocar al timbre. Los repartidores dejarán el pedido en la puerta y se marcharán.

Esto significa que, de hoy en adelante, los usuarios que hayan hecho sus compras a través de este servicio deberán de estar pendientes de la página de Amazon en su ordenador o de la aplicación de su teléfono móvil para recoger sus productos.

Así lo ha avisado la compañía en un correo electrónico remitido a los clientes de Amazon Prime Now alegando medidas de seguridad ante la situación de pandemia global.

“Estamos centrando nuestros esfuerzos en mantener el bienestar de nuestros empleados, repartidores y clientes, de forma que seguimos colaborando estrechamente con las autoridades sanitarias a nivel local e internacional para garantizar las medidas necesarias para trabajar con la mayor seguridad”, asegura la compañía.

Un sistema que provoca descontento entre los usuarios ya que los robos de las bolsas y paquetes abandonados junto al felpudo resultan frecuentes.

Dado que este cambio en las condiciones del servicio llega en un momento crítico de la pandemia y cuarentena por el coronavirus, Amazon ha dado las siguientes explicaciones en un correo enviado directamente a los usuarios de Prime Now:

“Con el nuevo proceso, los repartidores dejarán el pedido en tu puerta sin necesidad de llamar a la puerta o al timbre al realizar la entrega. Una vez completada la entrega, recibirás una notificación vía email y/o app de Prime Now para que puedas recoger tus productos. Si prefieres que dejen el pedido en algún otro lugar puedes indicárselo al repartidor en las instrucciones de entrega cuando hagas tu pedido”, indica el correo de Amazon.

Para hacer algo más llevadero este cambio, Amazon ha lanzado una oferta para todos los usuarios del servicio Prime Now. Si eliges la opción de entrega en un máximo de dos horas y has hecho un pedido por valor de 10 euros o más, este servicio te saldrá gratis.

Sin contacto entre repartidor y cliente, las apps de delivery

Bares y restaurantes ya publicaban en las redes sociales promociones o menúes, y así buscan mantener las cocinas y sostener el trabajo de la mayor cantidad de personal posible.

En la Argentina operan las aplicaciones Glovo, Pedidos Ya y Rappi. Las tres empresas contaron los cambios que se dieron en los últimos días en relación a los consumos. Si bien este “aislamiento social” es todavía incipiente, la tecnología les permite relevar la información minuto a minuto. Y aunque las órdenes de bares y restaurantes fueron la punta de lanza de este modelo de negocios, ahora eso comenzó a cambiar. Al menos hasta el jueves a la noche, cuando se anunciaron las medidas de restricción más fuertes.

¿Qué consumos están realizando los vecinos de la Ciudad en las farmacias en épocas de coronavirus? Según Glovo, alcohol en gel (66,24%), leche para bebés (21,86%), jabón líquido (4,82%), papel higiénico (3,86%) y preservativos (3,22%). ¿Y en supermercados? Atún (32,91%), agua (20,25%), huevos (18,35%), leche descremada (17,41%) y azúcar (11,08%).

​En PedidosYa implementaron la opción “dejar en la puerta” o “dejar en portería”. Ambas opciones puede ser agregada por los usuarios en las notas que ofrece la app. “Esto aplica para pedidos realizados con pago online, por eso estamos haciendo mucho hincapié en que nuestros usuarios opten por esta modalidad de pago”, explicaron desde la aplicación.

En Rappi también están trabajando para implementar esta opción. Por el momento el usuario puede solicitar estas instrucciones a través de un chat, contactándose con los repartidores. Y, junto a los bares y restaurantes, están reforzando algunos procesos claves para evitar la propagación del virus, como el sellado de los empaques de comida. “La idea es garantizar que nadie manipule los pedidos una vez que hayan salido de la cocina”, explicó Casoy.

Algo similar implementó Glovo, que además informó que “desactivó de manera temporal el requerimiento que obligaba a los usuarios a firmar en los dispositivos de los repartidores al momento de recibir la orden. Con esto se busca garantizar una entrega con el menor contacto posible”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO