COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Doopla.mx, la startup de origen mexicano especializada en realizar préstamos y operaciones financieras de persona a persona vía online, ha sido la primera empresa de su categoría en cumplir con el trámite de registro ante la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) para poder operar de manera oficial y de acuerdo a la Ley Fintech instituida en México el año pasado.

El cumplimiento del registro, para el cual la CNBV fijó como plazo máximo el próximo 25 de septiembre de 2019, permitirá a Doopla realizar operaciones como una Institución de Tecnología Financiera (ITF), que es la nomenclatura tropicalizada en cómo se conocerá en México a las compañías fintech.

“Después de más de ocho meses de intenso trabajo con más de 3,500 horas–hombre, estamos muy contentos de ser la primera plataforma en nuestro tipo en entregar la solicitud formal a la CNBV”, comentó Juan Carlos Flores, director general de Doopla.mx, al momento de cumplir con el trámite de registro. “Ahora sólo queda esperar el plazo que marca la ley para que la autoridad revise y analice nuestra solicitud para lograr la aprobación y así operar como una Institución de Tecnología Financiera”.

La creación de un marco formal en México para la regulación de las fintech, ha ido de la mano del desarrollo de esta novel industria en el país norteamericano, al punto de que se ha convertido en el líder de Latinoamérica al registrar un crecimiento exponencial en los últimos años que le permite generar un ingreso promedio anual de 174 millones de dólares. Dicha suma está sustentada en la existencia de 394 startups, la mayor cantidad en todos los países de la región.

Doopla inició sus operaciones el año 2015 como una plataforma de préstamos de persona a persona, y a lo largo de su existencia ha realizado operaciones por un monto cercano a 100 millones de pesos mexicanos (unos 5.07 millones de dólares) y a la fecha tiene una cartera de 550,000 usuarios registrados y sostiene alianzas estratégicas con más de 10 empresas con las que operan en conjunto créditos a través de pago de nómina.

“Fue un trabajo en equipo arduo. Con apoyo de consultores corporativos y legales logramos cumplir con los requisitos que exige la ley. Estamos muy satisfechos con todo el trabajo realizado, ya que el hecho de que podamos operar como una ITF brinda mayor confianza a nuestros usuarios, nos institucionaliza, e incrementa nuestras posibilidades de mayor inversión a nivel institucional, así como da pie a más alianzas corporativas” acotó Flores.

Todas las startups que cumplan en tiempo con lo dispuesto por la CNBV, podrán seguir operando de la misma forma en que lo han hecho hasta ahora. En el caso de que se trate de empresas recientemente constituidas, tendrán que esperar una respuesta de la comisión que deberá llegar en un plazo no mayor a seis meses.

Al día de hoy, el valor de las transacciones mensuales en México asciende a 1,950 millones de dólares, las cuales son generadas por más de siete millones de usuarios activos que mayormente hacen uso de los servicios fintech para realizar pagos, enviar remesas y solicitar préstamos. Es previsible que esta cifra aumente de forma considerable tras el cumplimiento del registro ante la CNBV.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO