COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La proteína, denominada CD52, protege al cuerpo contra las respuestas inmunitarias excesivas o perjudiciales, podría ser utilizada para tratar o evitar la aparición de enfermedades autoinmunes como ser la esclerosis múltiple, la artritis reumatoidea, incluso la diabetes 1.

Las enfermedades autoinmunes se desarrollan cuando el sistema inmunitario se confunde y ataca a los propios tejidos del cuerpo creyendo que son organismos invasores. La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune que se desarrolla cuando las células inmunitarias atacan y destruyen a las células beta del páncreas, que producen insulina. La diabetes tipo 1 es una enfermedad que se desarrolla, se mantiene de por vida, presentándose en niños y adolescentes.

El equipo de Len Harrison, Esther Bandala-Sanchez y Yuxia Zhang, de la división de Medicina Molecular del Instituto Walter y Eliza Hall (WEHI) en Australia, ha identificado una población especializada de las células inmunitarias conocidas como Células T que presenta altos niveles de CD52. Las células de esta población especializada liberan la proteína CD52 para amortiguar la actividad de otras células T e impedir respuestas inmunitarias fuera de control.

Harrison y sus colegas mostraron que la eliminación de células inmunitarias productoras de CD52 condujo a un rápido desarrollo de diabetes. Todo apunta por tanto a que las células que liberan CD52 son esenciales para prevenir el desarrollo de esa enfermedad autoinmune, y que la CD52 tiene un gran potencial como agente terapéutico.

La proteína CD52 parece ejercer un papel fundamental en el control, y eventualmente la supresión, de la actividad inmunitaria en sus etapas iniciales, según Harrison.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO