COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por Pablo Dubois, Gerente Regional de Productos de Seguridad para Latinoamérica de CenturyLink

No sólo los medios centran su atención en los grandes acontecimientos globales como el G20 que se realiza hoy en Buenos Aires, también lo hace la ciberdelincuencia. Para los cibercriminales, cada evento masivo, como el Mundial o los Juegos Olímpicos, es una oportunidad de vulnerar nuestros dispositivos y acceder a nuestros datos.

Por día, se realizan 4000 ataques de ransomware, en el que se pide un “rescate” para retomar el control de los servidores o dispositivos, se lanzan 22 mil ataques de DDoS, y se roban casi 4 millones de registros con información confidencial. Sin embargo, durante estos acontecimientos, el Centro de Operaciones de Seguridad de CenturyLink suele detectar más ataques de lo normal. Uno de los tipos de ataques más comunes que se utiliza es el phishing, un tipo de suplantación de identidad que se produce al abrir correos infectados o hacer click en enlaces sospechosos, que a primera vista simulan ser fuentes confiables de información.

Otro de los más comunes son los ataques de denegación de servicio (DDoS por sus siglas en inglés), principalmente en entes gubernamentales y empresas. Los DDoS bloquean el acceso desde Internet a los servicios que brindan a sus clientes y permiten a los ciberdelincuentes mantener a sus víctimas inactivas durante algunos minutos, horas y en algunos casos hasta días. Con el fin de extorsionarlos, como medida de distracción para generar otros tipos de ataques y no ser detectados y en algunos casos para dañar la imagen o reputación del ente gubernamental o la empresa.

Según un informe realizado por los Laboratorios de Amenazas de CenturyLink, la Argentina se ubica segunda entre los países latinoamericanos con mayor tráfico malicioso. En general, el volumen de los ataques diarios excede la capacidad que pueda tener un único equipo de trabajo, por lo que no alcanza un equipo IT in house para proteger a toda una compañía. Es por esto que contratar soluciones de ciberseguridad para proteger tanto a las empresas como a los usuarios se vuelve de vital importancia.

Durante la realización de eventos de alta exposición como el G20, más que nunca debemos aumentar nuestras protecciones y estar alerta ante todas las incidencias que podamos detectar. Cualquier margen que dejemos para la ciberdelincuencia es una oportunidad que no dejarán pasar.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO