Sebastián Cabello, Director Regional de la GSMA para América Latina
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Por: Sebastián Cabello, Director Regional de la GSMA para América Latina

Por primera vez, en 2017 se superó la barrera del 100% de penetración de conexiones móviles totales, llegando a 7800 millones en todo el mundo. En cuanto a suscriptores únicos de servicios móviles, ya superan los 5 mil millones y se espera que alcancen los 5.9 millones en 2025. Y el mayor crecimiento se dará en internet móvil, con un pronóstico de 1750 millones de nuevos usuarios en los próximos 8 años, llegando a 5 mil millones de usuarios de banda ancha móvil para 2025. Estos datos del reciente reporte “La Economía Móvil 2018” a nivel global muestran que el ecosistema móvil está creando un mundo donde todos podremos estar conectados, pero ¿cómo nos aseguramos que nadie se quede atrás?

Si queremos aprovechar el poder transformador del móvil para impactar en la sociedad, necesitamos que el concepto de la sostenibilidad este presente en los modelos de negocio de la industria. La mentalidad corporativa debe realizar un cambio amplio donde la responsabilidad social no sea sólo una preocupación de los departamentos de RSE o RSC sino un elemento central del negocio.

En tanto nos adentramos en lo que se da en llamar la 4ta revolución industrial, los consumidores están demostrando cada vez más lealtad de marca a las empresas que poseen una visión de brindar valor a la sociedad y responden seriamente a los desafíos que hoy enfrenta el mundo. Aquellas compañías que no den importancia a su propósito social arriesgan terminar ofendiendo a las comunidades en las cuales operan al manifestarse insensibles a las causas comunes.

Es fundamental pensar cómo lo digital puede generar soluciones sostenibles y ser fuente de oportunidades, tanto para la creación de valor económico nuevo como atendiendo a sectores no cubiertos antes, cerrando la brecha digital, y buscando nuevas soluciones a las necesidades y desafíos de la sociedad. Una mayor conexión con el entorno y los problemas que se enfrentan, sirve sin duda para estrechar el vínculo con los clientes y obtener, al mismo tiempo, una ventaja competitiva. “Típicamente lo más cerca que un tema social está al negocio de la empresa, mayor es la oportunidad de aprovechar los recursos de la compañía y beneficiar a la sociedad”, explican Michael Porter y Mark Kramer en un paper de Harvard Business Review.

A más de dos años desde que se estableció la agenda 2030 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), la industria móvil está aumentando su impacto en todos esos 17 ODS gracias al alcance cada vez mayor de la conectividad móvil. También está aumentando la adopción de herramientas basadas en servicios o dispositivos móviles que sirven para digitalizar sistemas, procesos e interacciones a lo largo y ancho de todas las industrias, sobre todo en los países de ingresos bajos y medios. Agricultura, salud, educación, sanidad, ciudades inteligentes, energía, transporte, servicios financieros, respuesta ante desastres y protección del medio ambiente son solo algunos de los sectores que están viendo mejoras significativas gracias al ecosistema móvil.

¿Pero realmente existe una oportunidad de negocios detrás de esta agenda global de los ODS? Según un reporte de la Business and Sustainable Development Commission,  alcanzar los objetivos abriría USD12 mil millones en oportunidades de negocio. Y esa ganancia podría duplicarse o triplicarse si los beneficios se acompañan de una productividad más alta, una cuestión donde la digitalización es clave. En contrapartida, no cumplir con los ODS implica un riesgo económico significativo ya que las amenazas globales como los conflictos sociales, el cambio climático y los daños al ecosistema ya representan más del 20% del PBI mundial y solo aumentarán si no se toman las acciones necesarias.

En este camino, fortalecer e innovar en las alianzas y acuerdos entre actores es fundamental, incluyendo tanto al sector privado como a la sociedad civil y los gobiernos, y también buscando actuar colectivamente como industria aunando esfuerzos donde amerite dejar de lado la competencia. Nuestra campaña Nos Importa es un ejemplo de esa visión, con más de 48 operadores móviles de 14 países América Latina comprometidos en alianzas público-privadas que generan acciones para apoyar el logro de los ODS. También la industria móvil está en el centro del diálogo global sobre brecha de género en vistas del G20 Argentina 2018, con la GSMA liderando como topic chair sobre inclusión digital en el Women 20. El empoderamiento de la mujer y la igualdad de género serán clave para generar nuevas fuentes de crecimiento económico.

Por lo tanto, incorporar y embeber esta visión holística de la sostenibilidad en el centro del desarrollo de la industria móvil no sólo va a resultar en un futuro más próspero y equitativo, sino que también tiene sentido a nivel comercial y de negocio. El ecosistema móvil debe pensar más allá del “business as usual” y acelerar cada una de sus acciones e iniciativas que contribuyan a los ODS. Aprovechar al máximo las redes móviles (en las cuales invierten y vienen desplegando los operadores) va a permitir expandir la gama y el alcance de los servicios transformadores que la industria entrega, y nos llevará a “conectar a todo y a todos a un futuro mejor”.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO