Steve Brazier, director ejecutivo de Canalys
COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Steve Brazier, director ejecutivo de Canalys, pronostica que las empresas chinas se harán con el liderazgo mundial en cinco sectores tecnológicos importantes en un plazo de tres años y señala que la guerra comercial con Estados Unidos ha estimulado la innovación en la República Popular.

El analista ha señalado la IA, las ciudades inteligentes, la 5G, la computación a exaescala y las microfinanzas como las áreas clave. Señala que ciertas firmas chinas ya son líderes en algunos de dichos sectores, pero añade que “en Occidente, la mayoría subestima los avances de China en numerosas áreas tecnológicas”.

Explica que China ha cobrado fuerza en innovación y que el verdadero impacto de dicho fenómeno se sentirá dentro de tres o cuatro años.

Así, por ejemplo, Huawei ha conseguido que sus smartphones y estaciones base no dependan tanto de los componentes estadounidenses.

Pero Brazier se pregunta si las empresas de otros países serán capaces de situarse en terreno neutral, o si se verán obligadas a tomar partido.

Mayor flexibilidad

El analista señala que vivimos en un mundo cada vez más inestable a causa del aumento de los conflictos políticos y de los problemas derivados del cambio climático. Entiende que, como consecuencia, “los líderes empresariales tendrán que ser cada vez más flexibles” y las certidumbres del pasado ya no se podrán sostener.

“La flexibilidad y la capacidad de reaccionar ante los cambios se están convirtiendo en el requisito número uno del negocio. Hay que reaccionar al cambio y ser ágil.”

Explica que las empresas, sobre todo las grandes, tienen que esforzarse por desarrollar negocios sostenibles y respetuosos con el medio ambiente.

Canalys pronostica que el número de dispositivos conectados (desde smartphones hasta cámaras y robots) casi se duplicará desde los 16.700 millones de 2018 hasta los 32.300 millones estimados para 2023.

Dichos dispositivos generarán un enorme volumen de datos, que según Brazier habrá que gestionar, almacenar y salvaguardar mediante procedimientos de recuperación en caso de desastre.

El uso de la IA se ha generalizado en 2019, pero el directivo afirma que las grandes esperanzas que se habían depositado en ella no se han hecho realidad. En cambio, sí se emplea en niveles más sencillos, como chatbots, traducción y transcripción de voz a texto.

Recomienda el uso de la IA para ampliar las capacidades de los seres humanos, puesto que al proporcionar rápidamente información puede incrementar la productividad.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO