COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La tecnología y las inversiones que se destinan al ecosistema de conducción autónoma siguen avanzando en forma acelerada. Pero para que todo pueda seguir este rumbo, deberá contar con reglamentaciones apropiadas.

Es por eso que la Unión Europea está trabajando con fuerza en esto. Sus ministros de transporte (28 en total) se reunieron en Ámsterdam (Países Bajos) la semana pasada y firmaron la Declaración europea de Ámsterdam, una iniciativa de la región que tiene como objetivo promover un marco legislativo favorable al vehículo autónomo.

Este acuerdo fue firmado por la Asociación de Constructores Europeos de Automóviles (ACEA) y la Comisión Europea, en el marco de “The Experience”, evento organizado por el Ministerio de Infraestructuras y Medio Ambiente holandés y la ciudad de Ámsterdam.

El objetivo del pacto es impulsar la conducción autónoma y conectada. De esta manera, tanto los fabricantes como los países de la UE se comprometen a trabajar unidos para asegurar el desarrollo de esta nueva tecnología.

Como parte de esta iniciativa, los ministros pudieron probar la experiencia de andar a bordo de autos autónomos de diversos fabricantes durante varios kilómetros en las calles de la capital de Holanda con condiciones de tráfico reales.

Los modelos que testearon contaban con diferentes niveles de automatización, desde las manos libres de conducción en los atascos de tráfico hasta los de última tecnología de conectividad.

En este contexto participó el Grupo PSA -Peugeot, Citroën y DS- cubriendo una ruta de 300 kilómetros entre Vélizy (Francia) hasta Amsterdan. El fabricante realizó una demostración de las capacidades de su tecnología autónoma a través de dos Citroën C4 Picasso que recorrieron el trayecto en modo autónomo. Los dos vehículos salieron en modo “eyes off”, esto es sin supervisión del conductor, y guiados por mapas HD de TomTom. Con este modo de conducción, los C4 Picasso no necesitan ninguna intervención del conductor, que solo debe permanecer atento a los sistemas.

El Grupo PSA fue el primero en obtener las autorizaciones necesarias para probar vehículos autónomos en carretera abierta en Francia, en julio de 2015. Los cuatro C4 Picasso efectuaron más de 20.000 km en modo autónomo y se espera que a partir de 2018 el grupo de origen francés pueda ofrecer funciones de conducción automatizada -bajo control del conductor- y, a partir de 2020, funciones de conducción autónoma que permitan al conductor delegar completamente la conducción al propio vehículo.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=kSyQGyjjTic[/youtube]

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO