COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La propuesta impulsada por Francia con el apoyo de España, Alemania e Italia apunta a que los grandes empresas digitales como Google, Amazon, Facebook o Apple, comiencen a pagar impuestos en base a una tasa sobre la facturación de las mismas, para compensar de esta manera la gran evasión fiscal de las mismas en las sociedades.

“El objetivo es encontrar una solución de forma que en el consejo de ministros de Economía y Finanzas de diciembre tengamos una idea común que presentar como propuesta a la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) porque Estonia cree que la mejor solución es global”, dijo el ministro estonio, Toomas Toniste, a su llegada a la reunión de ministros europeos que acoge su país.

El ministro estonio, cuyo país ocupa la presidencia semestral de la UE, señaló que el modelo de negocio de las empresas digitales no se ajusta a las premisas del sistema tradicional de imposición, basado en gravar los beneficios de las empresas allí donde las empresas tienen presencia física, por lo que este “ya no se podrá aplicar”.

La forma en que se puede llevar adelante este modelo trae algunas controversias. El ministro de Finanzas maltés, Edward Scicluna, dijo esperar que esta “no sea otra tasa a las transacciones financieras”, en referencia al impuesto propuesto hace años que, sin encontrar consenso entre los Veintiocho, acabó reduciéndose a una cooperación entre diez países que a día de hoy sigue sin avanzar. “Si va a cambiar todo el sistema de imposición uno tiene que mirarlo globalmente, no parcialmente, porque implica a Estados Unidos y a China”, dijo Scicluna, quien insistió en que necesita conocerse cuál sería el impacto de este impuesto.

En la misma línea, el ministro luxemburgués de Finanzas, Pierre Gramegna, explicó que el hecho de que una empresa tenga una gran facturación no implica que tenga grandes beneficios, por lo que “tener una base diferente para la imposición es complicado”. “Cualquiera que sea el resultado de esta iniciativa, si es que se resuelven los temas técnicos, lo que tiene que hacer la UE es convencer al G20 (grupo de países desarrollaos y emergentes) a la OCDE para adoptar la misma solución”.

El ecommerce tendría que seguir los lineamientos de cualquier otro tipo de transacción comercial y no manejarse por fuera de todas las leyes comerciales.

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY