COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las empresas Fintech han revolucionado la manera de ofrecer servicios financieros a través de las plataformas y aplicaciones digitales. En México se registran 238 empresas que generan impulso a la economía en México, tal es el caso del financiamiento colectivo o crowdfunding.

Este nuevo método crediticio se divide en cuatro tipos: los donativos, los cuales se enfocan  en aportaciones voluntarias para un proyecto altruista; recompensas, los Individuos fondean proyectos creativos a cambio de recompensa (productos o servicio); el capital, que es la aportación a los proyectos que se traduce en un porcentaje de acciones de la empresa; y por último, la deuda, mediante la cual el prestamista  otorga dinero a los solicitantes a cambio de una tasa de interés y la devolución del monto prestado sin intermediarios terceros.

Tras la proclamación de la regulación de las Fintech el pasado 9 de marzo del 2018, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) establece que las Instituciones de Tecnología Financiera (ITF) serán autorizadas, reguladas y supervisadas  mediante la Secretaría de Hacienda (SHCP) y el Banco de México (Banxico), entre otras instancias y, ante cualquier irregularidad, será posible acudir a Condusef en lugar de tribunales.

Las principales regulaciones impuestas para los proyectos de financiamiento crowdfunfing en México son que sean consultados en el buró de crédito, deben contar con una evaluación del plan de riesgos, el proyecto no puede ser financiado por dos empresas Fintech, además se debe informar al inversionista sobre los riesgos probables y no asegurar el retorno de ganancia de la inversión.

El crowdfunding genera beneficios en términos de inclusión financiera puesto que su potencial es otorgar un apoyo económico a personas físicas o morales que no han tenido accesos a servicios bancarios tradicionales. El costo es menor generando mayor competencia a los proveedores del mercado, lo cual mantiene precios más bajos y mejor atención.

“La necesidad de la regulación del crowdfunding es reducir las asimetrías de información para evaluar los proyectos y realizar las inversiones transparentemente para evitar lavado de dinero, falta de protección al usuario y fraude” mencionó Omar López CFA charterholder.

CFA Society México es una asociación de profesionales en inversiones, vinculada a CFA Institute por sus valores fundamentales: excelencia profesional, integridad, cooperación y servicio voluntario. Como analistas de valores, estrategas y consultores en el campo de las inversiones mantienen su recomendación profesional ante las tendencias económicas como es el caso de la regulación Fintech.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO