COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Vincent Giampapa, pionero en investigaciones en células madre y asesor médico de Jeunesse, una multinacional estadounidense que realiza productos para la regeneración de las células de la piel y el cuerpo, realizó una conferencia en Bogotá, Colombia.

En su conferencia, afirmó que están recolectando las células madre, en un banco a una temperatura baja, cuando las personas son jóvenes y después, ellos podrán reclamarlas en un futuro, para mejorar su salud o tratar el cáncer, el alzhéimer y el envejecimiento.

“Nosotros podemos hacer crecer el número de células madres y las sacamos para nuestros productos para generar más colágeno, evitando las manchas en la piel que vienen con la edad, y evitar el cáncer de piel”, expresó el doctor.

Por otro lado, para evitar el envejecimiento y evitar enfermedades a largo plazo se debe tener una calidad de vida saludable, evitar fumar, hacer ejercicio y no ingerir productos procesados ni con químicos, preferiblemente naturales.

Giampapa fue nominado en el 2014 a un Premio Nobel de Medicina en el área de Investigación de Hemocitoblastos, por el impacto que han tenido sus investigaciones sobre el envejecimiento en el ser humano, en Estados unidos.

“El origen del proceso de envejecimiento realmente comienza en nuestras células madre, porque son las reservas del poder regenerativo y la habilidad de tener nuestras células en el cuerpo renovadas y reparadas a medida que envejecemos estas células que tenemos en el cuerpo en la edad adulta dejan de ser tan poderosos como las células embrionarias”. expresa el Dr. Giampapa.

Con el equipo de investigación de Giampapa Health Cell Institue en los Estados Unidos afirman, que ya se ha comenzado a “retroceder ese reloj celular” con suministros naturales, ya que se usan proteínas más jóvenes de otra persona para reprogramar estas células viejas de una persona distinta.

En estudios anteriores, se ha demostrado que los genes viejos producen compuestos inflamatorios y otros factores que están directamente relacionados con el cáncer, pero con investigaciones y tratamientos se han revertido e incluso apagado estas células; Por lo tanto, este es un signo que se puede tratar a largo plazo en los próximos años.

“En una serie de estudios clínicos realizados en los últimos 5 años, los pacientes han reportado grandes mejorías en el incremento de energía, habilidad de dormir plácidamente, mejorar su memoria, actividad mental, claridad, manejo de peso corporal y la calidad de su piel”, concluye Giampapa.

 

 

 

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO