COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Si estás buscando por Internet préstamos sin buró de crédito o estás pensando en realizar una inversión, seguramente que has visto una serie de instituciones financieras que se llaman Fintech.

En este artículo te vamos a explicar qué son estas empresas de la mano de Financer.com. De esta manera, la próxima vez que te encuentres con este término ya sabrás lo qué significa.

Qué son las empresas Fintech

Fintech es una palabra que viene del inglés. En verdad es la unión de las primeras sílabas de las palabras Finance y Technology. Aunque el término pueda parecer muy técnico, hace referencia a las entidades financieras que ofrecen sus servicios y productos financieros a través de la comunicación y la información.

Las Fintech pueden ser aplicaciones para celulares, páginas en la red o hasta solo aparecer en las redes sociales. Al no contar con lugares físicos, pueden ofrecer unos servicios menos costosos y más eficientes que las instituciones financieras tradicionales. Para hacerse una mejor idea, en la actualidad hay más de 150 empresas que se consideran Fintech en México. Y este número no parará de crecer en los próximos años.

Aunque no todo el mundo está de acuerdo, hay expertos del sector financiero que aseguran que las Fintech cambiarán el sistema de las finanzas a gran escala. Además, las predicciones dicen que estas empresas van a mover millones y millones de dólares en todo el mundo en los próximos 3 años.

El surgimiento de las Fintech se ha dado porque estas empresas se dieron cuenta del volumen de negocio que se repartían unos pocos bancos entre sí y han querido entrar en el sector. Es por eso que en el futuro lo más seguro es que las Fintech van a tener un papel muy importante en el sector financiero.

Qué tipos de Fintech existen

Las empresas Fintech son las que intermedian en la mayoría de ámbitos financieros. Para que te hagas una idea, pueden actuar como mediadores de pago, brokers, asesores financieros o emisores y receptores de transferencias. Seguidamente, te lo vamos a mostrar con más detalle.

Financiamiento entre empresas y particulares

Aquí es donde figuran las entidades de P2P y crowlending. Son empresas que se ponen en contacto con pequeños inversores y personas que necesitan dinero a través de sus plataformas en Internet.

Analizan, aconsejan y ayudan a que se tomen las decisiones correctas para invertir o para pedir préstamos. Otro de los aspectos que llevan a cabo son el de cobrar las cuotas al deudor e ingresar los intereses al inversor.

Transferencia de fondos

En la actualidad han surgido muchas empresas Fintech que hacen transferencias a unos precios más económicos que los bancos.

Asesoramiento financiero y en inversiones

Desde que Internet ha ganado mucha popularidad (hecho que ha venido acompañado de la mano del desarrollo de las nuevas tecnologías), las Fintech han ido ocupando espacio en este sector. Un sector que antes solo estaba controlado por las entidades bancarias.

Son muchos los inversores que prefieren ir a estas empresas para buscar asesoramiento de sus inversiones. Una de las ventajas de las Fintech es que ofrecen unos precios mucho más competitivos que los bancos.

Pagos y cobros a partir de celulares y otros dispositivos móviles

Existen Fintech que ya han implantado el servicio de poder utilizar la tableta o el celular para pagar las compras que se realizan. En este sector son líderes enfrente de los bancos. El hecho se demuestra en que no paran de crecer las plataformas y comercios que permiten utilizar este medio de pago. Uno de los principales beneficios es que es muy ágil y sencillo de usar.

Inversiones en sectores del sistema financiero

A medida que pasa el tiempo es más común encontrar empresas que ofrecen a sus clientes la posibilidad de realizar inversiones en diversos sectores financieros. Por ejemplo, a través de las Fintech es posible invertir en la bolsa de valores, criptomonedas o el mercado de divisas Forex.

Este sector, que estaba dominado por los bancos, es uno en que las Fintech están entrando con fuerza. Por lo que no sería de extrañar que en un futuro no muy lejano la mayoría de las transacciones se hiciera a través de estas empresas.

Cómo puedes invertir en Fintech

Las Fintech han abierto un nuevo panorama para los inversores que quieren invertir en proyectos de economía real. De esta manera, pueden ayudar a entidades o particulares a financiar sus proyectos, a la vez que consiguen un rendimiento económico son sus inversiones.

Las principales inversiones que se pueden realizar con las Fintech son:

  • Se puede invertir en proyectos que tienen probabilidades de experimentar un crecimiento exponencial como las startups. Una de las formas de cómo se puede hacer es a través de la compra de acciones de estas compañías. También se puede hacer a través de crowdlending, una buena opción para invertir en pequeños negocios que requieren financiación.
  • No solo se puede invertir en empresas, sino que también se puede hacer en particulares. Puede tratarse de personas que necesitan dinero para reformar su casa, comprar un electrodoméstico o pagar los estudios de sus hijos. Uno de los beneficios de las Fintech es que facilitan el flujo directo entre inversionistas y prestatarios.

¿Cómo se regulan las Fintech en México?

Aunque son un fenómeno relativamente nuevo, estas empresas ya están reguladas en el país desde 2018 con la Ley Fintech. Esta ley contempla la regulación de 3 tipos de empresas que son:

  • Instituciones de financiamiento colectivo, que son empresas que ofrecen plataformas en las que se pone en contacto a personas que buscan financiamiento con posibles inversionistas.
  • Instituciones de fondos de pago electrónico, que son empresas que desarrollan sistemas electrónicos que permiten crear una cuenta o un registro de orden electrónica a nombre de sus clientes. En estos registros se reconoce el dinero que los propios clientes han depositado o reciben de terceros.
  • Por último, la ley también quiere dar la oportunidad otorgando autorizaciones a empresas que quieran ofrecer sus servicios financieros a través de las nuevas tecnologías.

Las empresas que ya existían antes de la Ley Fintech pueden continuar con sus servicios de crowdfunding o fondos de pago electrónico siempre y cuando se publique en su página web que se encuentran en el proceso de autorización pertinente.

En definitiva, las Fintech han llegado para quedarse. Aunque el desconocimiento sobre ellas es todavía alto en la mayor parte de la población, estas empresas tienen más ventajas que desventajas ahora mismo. Por ejemplo, dan la posibilidad de efectuar gestiones de forma mucho más rápida gracias a los procesos automatizados que aumentan la eficiencia en el día a día de los particulares y empresas. Algo que se traduce a la larga en ahorro económico.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO