COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Las grandes empresas migran de manera acelerada sus cargas de trabajo hacia la nube. A su vez, el rápido crecimiento del servicio cloud de AWS (Amazon) entre las grandes corporaciones dan cuenta de un cambio en la empresas de TI, lo que sugiere que existen amenazas graves para los proveedores de infraestructura TI que se ubica en las instalaciones de los clientes.

Las aseveraciones anteriores corresponden a las conclusiones de un estudio de JP Morgan Chase publicado esta semana. La investigación se basa en una encuesta a 207 directores de TI con un presupuesto anual promedio por empresa de US$ 600 millones, representando en conjunto unos US$ 126.000 millones en el gasto de TI.

A pesar de su tamaño, los presupuestos de TI de estas empresas crecerán este año un 2,8%, en comparación con crecimientos anuales anteriores de entre 3% a 4%. En las grandes empresas -con presupuestos TI anuales de más de US$ 2.000 millones- se espera que un crecimiento del gasto menor al 1%, de acuerdo con la investigación. Tanto Gartner como IDC anunciaron desaceleraciones similares para este año en el gasto de TI empresarial.

De acuerdo con la encuesta, se espera que el 41,6% de las cargas de trabajo corporativo en grandes empresas se ejecuten en la nube pública dentro de los próximos cinco años, frente al 16,2% actual.

Microsoft mantiene una posición de liderazgo en el mercado de TI para grandes empresas, aunque AWS ha comenzado a escalar en el segmento. La investigación añade que Amazon se encuentra por delante de algunas empresas que han estado en este negocio por un largo tiempo. La irrupción de AWS impacta negativamente a Oracle, SAP e IBM, principalmente, según The Wall Street Journal.

La semana pasada, SAP reportó un aumento del 28% en sus ganancias operativas del primer trimestre, a US$ 924 millones, impulsado por el aumento de los ingresos de sus servicios en la nube. Sin embargo, mientras las suscripciones a la nube crecieron un 35%, los ingresos por licencias de software tradicionales se redujeron un 13%.

El mes pasado, Oracle reportó ingresos por servicios cloud de US$ 735 millones en el trimestre que terminó el 29 de febrero, un aumento de 40%. Sin embargo, los ingresos totales de la compañía cayeron un 3% a US$ 9.010 millones.

Del mismo modo, IBM ha tenido problemas con la disminución de ingresos por su hardware, software y empresas de servicios, a pesar de las ganancias derivadas de servicios en la nube. En enero, la compañía reportó una disminución de 8,5% en los ingresos totales del cuarto trimestre, marcando 15 trimestres consecutivos de disminución de las ventas.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO