COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Si se analizan las apps que se pueden elegir para llamar a otro país, el listado es muy amplio. Sin duda, Skype ha sido pionera y supuso una revolución. Por eso, sigue siendo la app más utilizada para realizar llamadas y videollamadas de forma gratuita con personas que también se la hayan descargado. Ya cuenta con más de 100 millones de descargas y también tiene una versión para PC para poder llamar a teléfonos, computadoras y tabletas.

También se puede utilizar el servicio de llamadas de Whatsapp. Permite realizar llamadas de voz gratis a usuarios de Android o iOS  que estén en otro país y que tengan la aplicación instalada. Lo mejor es que no tiene costo, aunque sí consume bastantes datos por lo que se debe tener en cuenta nuestra tarifa de datos.

En el caso de contar con un iPhone 4 o versiones posteriores, es interesante Facetime, porque también permite realizar llamadas gratuitas con otros usuarios de estos modelos. Y otras opciones son Line o Viber, más apps gratuitas de llamadas de voz.

Tampoco se puede olvidar ooVoo, que permite realizar videollamadas con hasta 12 personas con una buena calidad de video y durante las que cuatro participantes pueden verse a la vez. Otra opción es abrir una cuenta Google+ y utilizar la aplicación Google Hangouts, compatible con iOS y Android.

Llamadas económicas

Las opciones que nos da la tecnología para realizar llamadas internacionales son muchas. Quizás por eso y porque cada vez hay más demanda de este servicio, también es cierto que las tarifas de las compañías de teléfono para este tipo de llamadas son cada vez más asequibles. Ya existen operadoras, como T-Mobile en Estados Unidos, con variedad de tarifas para facilitar las llamadas internacionales desde el móvil. Por ello, además de tener en cuenta las apps, también conviene revisar estas ofertas y los diferentes planes que se pueden contratar para que hablar con familiares y amigos de otros países resulte más económico.

En junio de 2017 las compañías ya no podrán cobrar por el servicio de “roaming” en Europa, según se establece en una nueva normativa. Hasta entonces, sin embargo, hay que buscar la mejor forma de llamar al extranjero. Si hace unas décadas era casi impensable que se necesitara este servicio con asiduidad, ahora es una demanda constante. Es el resultado de la globalización. No solo viajan más los productos y las ideas. También lo hacen las personas. Y lo que no cambia es la necesidad de comunicarnos.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO