COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

En la segunda mitad del 2016 diversas autoridadesde telecomunicaciones en Latinoamérica han anunciado procesos para concesionar más espectro radioeléctrico, lo que augura un 2017 cargado de información sobre el valor de este recurso.

Una de las intenciones en subastas recientes ha sido asignar espectro a operadores para que pudieran desarrollar redes Long TermEvolution (LTE), lo que comúnmente ha conducido denominar estos eventos como “subastas 4G”. En el contexto actual, muchas de estas subastas permitirán distribuir espectro para habilitar próximamente lanzamientos de redes LTE-Advanced (LTE-A), tomando en cuenta que en Chile y Puerto Rico ya operan redes de este tipo, mientras que en Perú se realizan pruebas luego de la subasta de la banda de 700 MHz de mayo de este año.

México no se promete quedar atrás en cuanto a la oferta pública de espectro y debe recordarse que en el primer trimestre de 2016 se adjudicaron licencias de la banda AWS (1.7/2.1 GHz) que estaban disponibles desde la Licitación 21, así como 40 MHz de la extensión de esta franja (AWS-3).

La Secretaría de Comunicaciones y Transportes modificó el cronograma y contempla resolver el 17 de noviembre la licitación del proyecto de la red compartida, una asociación público-privada para explotar como mayorista la banda de 700 MHz, conocida también como el “dividendo digital”. Además, para 2017 se planea concesionar la capacidad disponible en la banda 2.5 GHz.

En el contexto mexicano, la banda 2.5 GHz permitirá a proveedores como AT&T, Telefónica y Telcel tener espectro adicional para realizar carrier aggregationy desplegar LTE-A eventualmente. La banda 2.5 GHz, además, cuenta con una mayor diversidad de dispositivos, lo que podría permitir una adopción por más usuarios en donde los operadores desarrollen cobertura de 2.5 GHz, que es más bien una banda de capacidad al no presentar las mismas propiedades de propagación que bandas como 700 MHz.

Aunque se comente que la banda de 700 MHz tiene “retraso” en su adjudicación, la verdad es que en la Constitución mexicana se establece que este proyecto debe iniciar operaciones en 2018, por lo que mientras se respete esta fecha de lanzamiento se estará en cumplimiento de lo establecido en el marco jurídico. Uno de los desafíos para el consorcio ganador es convertirse en una opción atractiva para los operadores con red (no sólo los operadores móviles virtuales) para emplear su capacidad para dar conectividad a los usuarios finales.

En América Central, las autoridades de Guatemala han comentado públicamente la posibilidad de licitar a finales de 2016 espectro de la banda AWS. Honduras prepara un proceso licitatorio que incluye capacidad en las bandas 700 MHz, 900 MHz y 2.5 GHz. Costa Rica, por su parte, publicó las bases preliminares para concursar  70 MHz adicionales en las bandas 1.8 GHz y 1.9/2.1 GHz.

En América del Sur concluyó en mayo 2016 la subasta de la totalidad de la banda de 700 MHz en Perú otorgando espectro a Entel, América Móvil y Telefónica (30 MHz a cada uno), lo que permitirá aumentar la capacidad para redes LTE y materializar la oferta de LTE-A. En Colombia la Agencia Nacional de Espectro (ANE) se encuentra trabajando en la resolución para iniciar la subasta de la banda de 700 MHzy se espera que junto con el dividendo digital se incluya capacidad adicional en las bandas de 900 MHz, 1.9 GHz y 2.5 GHz.

Venezuela dio a conocer a fines de abril una serie de bandas que estarían contempladas para un proceso licitatorio –incluyendo la banda de 700 MHz-, pero no se ha oficializado una oferta pública concreta. Paraguay contempla emitir en septiembre de 2016 las bases para licitar espectro de las bandas de 700 MHz y 2.5 GHz, mientras que en Uruguay se anunciará próximamente el proceso para subastar la banda de 700 MHz, potencialmente con capacidad adicional en la banda AWS.

En suma, entre 2016 y 2017 se tendrá actividad en materia de adjudicación de espectro radioeléctrico en al menos 8 mercados de la región. No todos estos procesos han establecido un precio de reserva para las nuevas concesiones pero los diferentes mecanismos a utilizarse serán esenciales para el análisis de la política pública en la adjudicación de espectro, ya que además de incentivos recaudatorios se pueden privilegiar concursos que privilegien, por ejemplo, la cobertura.

Esto se puede observar, por ejemplo, en los criterios para adjudicar el dividendo digital. Mientras que en Perú se recaudaron más de 911 millones de dólares o un precio promedio de USD $0.32 el MHz por habitante (MHz-Pop), en México se conoce que el pago de derechos por año por los 90 MHz de la banda de 700 MHz alcanzarían los 20.5 millones de dólares a un tipo de cambio de 18 pesos por dólar, lo que ubicaría su cotización a valor presente en aproximadamente USD $0.04 MHz-Pop de acuerdo con la base de datos de espectro de Telconomia. Esta diferencia en precio parte de dos enfoques distintos: Perú optó por establecer una subasta (con uno de los precios de salida más altos en la región), mientras que México realizará un concurso para definir a un mayorista que debe presentar una oferta de cobertura como factor principal junto con una oferta económica en como criterio de desempate.

telconomia1

En otras palabras, una misma banda de espectro puede tener valores totalmente distintos en varios mercados, lo que está relacionado con la política pública de administración del espectro. Pero también dos procesos de subasta idénticos pueden arrojar resultados divergentes como producto de un entorno de competencia distinta.

Así, el periodo 2016-2017 será una fuente de información sobre el valor del espectro, pero ante todo debe recordarse que este indicador no es genérico, sino que depende de condiciones de política pública y competencia al interior de cada mercado y proceso de subasta.

COMPARTIR:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

NO COMMENTS

DEJAR UN COMENTARIO